Con ese monto, el club de la Vieja Metrópoli cancelará la totalidad de la deuda que mantiene hipotecado el Estadio José Rafael Fello Meza

Por: Fiorella Masís 26 julio
Sobre el estadio José Rafael Fello Meza pesan dos hipotecas, la de primer grado por $150.000 (¢86 millones) y la de segundo por $280.000 (¢161 millones).
Sobre el estadio José Rafael Fello Meza pesan dos hipotecas, la de primer grado por $150.000 (¢86 millones) y la de segundo por $280.000 (¢161 millones).

Redacción

Cartaginés puso una nueva meta en su calculadora para confirmar la salvación del Estadio José Rafael Fello Meza.

Los brumosos necesitan recaudar ¢80 millones en los próximos 60 días y de esa forma cancelar la totalidad de las deudas que mantienen su casa hipotecada.

El monto inicial era de $150.000 (¢86 millones) por la hipoteca de primer grado y $280.000 (¢160 millones) por la de segundo.

Sin embargo, gracias a una campaña de donaciones, hicieron un abono y el domingo llegaron a un acuerdo con los acreedores para detener del remate del inmueble.

Eso les permitió tener un plazo más largo para seguir en la búsqueda de los recursos faltantes.

Según el presidente del club, Luis Fernando Vargas, la meta de los ¢80 millones es posible si mantienen el ritmo de ingresos que tienen desde que se inició la campaña.

"Con esos ¢80 millones lograríamos liberarlo (el estadio) y lo más importante es que estamos liberando recursos para poderlo hacer, no buscando otro tipo de financiamiento. Esto nos asegura tener el inmueble libre de ese tipo de gravámenes", comentó el jerarca.

Vargas resaltó que los intereses que mantenían ya están pagados, así como los honorarios de los abogados.

El total del dinero que incluye todos estos puntos no será revelado, por un acuerdo de confidencialidad entre los acreedores y Cartaginés, afirmó Vargas.

El presidente brumoso es claro en que la posibilidad del remate está en pausa, pero dependerá de ese dinero para que sea anulada por completo.

Entre las acciones que mantienen para recolectar el dinero está la rifa de un automóvil, que les generaría ¢40 millones, la cena de presentación del equipo, en la que tienen proyectado alcanzar ¢2 millones, la afiliación de nuevos socios y el plan de socio empresarial, que consiste en un paquete publicitario de vallas en la zona sur.

Además, este miércoles presentaron a constructora Meco como nuevo patrocinador, con un aporte de $25.000 (¢14,3 millones), que serán destinados las deudas que pesan sobre el estadio.

Lo mismo harán el jueves con Aceros Monge; sin embargo, en este caso su aporte irá en un 100% para el pago de salarios atrasados.

"Están haciendo un aporte importante (...) esta campaña nos ha servido para todo. Los actuales patrocinadores también han hecho su aporte y eso nos ha servido mucho para hacer proyecciones de aquí al resto del torneo y saber que vamos a andar con más tranquilidad", apuntó Vargas.

Por si fuera poco, los de la Vieja Metrópoli también están en números rojos con la Caja Costarricense del Seguro Social, déficit que esperan cumplir a más tardar este jueves.

"Tenemos que ponernos al día con las planillas ordinarias. Hay un patrocinador (Jasec) que va a girar los recursos para hacer el pago".

Lo que quedaría descubierto es la planilla adicional, por la que el club espera llegar a un acuerdo con la Caja y empezar el Torneo de Apertura 2017.