Por: Fanny Tayver Marín 10 septiembre, 2016

Si todo sale como lo planea Alajuelense, en enero los aficionados erizos verán al equipo jugar en la nueva grama híbrida.

Enio Cubillo, de la Comisión de Infraestructura de Alajuelense, dijo que se mantiene el plan de cambio del césped, que establece la realización de las obras entre diciembre y enero.

“Hay muchos factores que pueden hacer que esto varíe, porque depende de cuándo se termine el campeonato y temas de clima, pues estamos en la época lluviosa”, afirmó.

Camilo de Beni, Enio Cubillo y Paul Burgess (izq. a der.) inspeccionaron el predio de Alajuelense en Turrúcares, donde se construye el Complejo de Desarrollo Deportivo y donde se sembrará el césped híbrido. | ENIO CUBILLO
Camilo de Beni, Enio Cubillo y Paul Burgess (izq. a der.) inspeccionaron el predio de Alajuelense en Turrúcares, donde se construye el Complejo de Desarrollo Deportivo y donde se sembrará el césped híbrido. | ENIO CUBILLO

Incluso, dijo que podría ocurrir que la Liga juegue en una sede alterna los primeros partidos del Verano 2017, con tal de ganarse unos días para que la nueva superficie esté lista.

“En el Santiago Bernabéu podían jugar un partido 40 horas después de la instalación, pero tal vez la condición en ese momento no es 100% beneficiosa, porque el césped no está totalmente adherido a la superficie”, destacó Cubillo.

El nuevo zacate híbrido germinará en el Centro de Desarrollo Deportivo de la Liga en Turrúcares de Alajuela.

“Ahorita estamos alistando la parte del terreno para comenzar el crecimiento del césped, como es un híbrido, tiene que crecer para entrelazarse con el sintético y luego hacer el traslado al Morera”, explicó Cubillo.

Como parte del proceso, el ingeniero agrónomo inglés Paul Burgess, quien trabaja para el Real Madrid, les dio asesoría.

“Intercambiamos ideas para ver qué es lo más indicado para tener la mejor resistencia”, comentó Cubillo.

Detalló que en Alajuela se cuenta con buenos tipos de zacate, ya que hay algunas ventajas por lo caluroso de la zona.

“En este momento las canchas del centro de entrenamiento vienen de camino y estamos en esa etapa, ya inclusive se han hecho ciertas inspecciones en el Morera para que todo vaya por el camino correcto. De momento tenemos un proyecto que pinta a ser lo que esperamos para contar con la mejor cancha natural de toda América”, recalcó Cubillo.

Según Cubillo, Burgess le comentó a los rojinegros que le gustó mucho el recinto de la Liga.

“A él le agradan más los estadios pequeños que acogen a la gente y eso es el Morera, tenemos capacidad para 18.000 personas y la afición cuenta en el partido, hacemos valer la casa”, contó.

Y añadió: “A Paul le gustó el estadio y quedó maravillado con el centro de entrenamiento que tendrá seis gramillas en Turrúcares y dos en Guápiles. Es decir, contaremos con ocho canchas de entrenamiento para divisiones menores, el primer equipo y eso solo se ve a nivel europeo y en los grandes equipos”.

Durante la gira de pretemporada de la Liga a México antes del Invierno 2016, personeros del equipo visitaron el centro de entrenamiento del Pachuca.

“Es de la magnitud de lo que nosotros estamos construyendo y esto al final de cuentas va a ayudar a la formación de jugadores, todas las ligas menores van a tener una cantidad increíble de horas de trabajo, facilidades y pensar en grande quiere decir que a futuro seguiremos siendo el mejor equipo de Costa Rica”.