14 septiembre, 2014

Si bien la Copa Uncaf no suma puntos en una eliminatoria mundialista, de ella se desprende la base para la cita. Hasta los técnicos pasan por el filtro.

Y ninguno de ellos pudo cumplir con los dos torneos del Istmo que se incluyen dentro de los cuatro años de cada proceso.

Jorge Luis Pinto ganó el título de la Copa Uncaf 2013. | ARCHIVO
Jorge Luis Pinto ganó el título de la Copa Uncaf 2013. | ARCHIVO

El torneo centroamericano inició en 1991 y desde ese entonces no hubo estratega de la Tricolor que se mantuviese en su puesto para dirigir en ambos.

El colombiano Francisco Maturana estuvo al frente del campeonato regional de 1999, pero no culminó el ciclo. Alexandre Guimaraes dirigió en la justa del 2001 y luego fue la voz de mando en Japón y Corea del Sur 2002.

El estadounidense Steve Sampson fue el timonel de la Nacional en la Uncaf del 2003, pero dos años más tarde quien brindó indicaciones fue Jorge Luis Pinto. Al cafetero también se le truncó la ruta pues fue Guimaraes quien llevó a la Sele a disputar Alemania 2006.

Y previo a Brasil, en la competición regional del 2011 estuvo al frente el timonel argentino Ricardo La Volpe y en la siguiente fue el propio Pinto, quien ahora sí se quedó en el puesto hasta el Mundial.

Igual. La historia seguramente se repetirá previo a Rusia 2018, pues Paulo César Wanchope fue el encargado del banquillo en este campeonato; sin embargo, la Federación Costarricense de Fútbol se aboca en conseguir un nuevo DT.

El timonel Marvin Solano comentó que lo ideal sería nombrar a un entrenador y darle confianza.

“Eso pasa por la inestabilidad nuestra, por ejemplo España sigue con su técnico a pesar que no le fue bien en el Mundial. Habrá que ver el plan de acción que tenga la dirigencia para otro proceso”, dijo Solano.

Por su parte, Geovanny Alfaro explicó que es un tema dirigencial.

“Es un poco de mentalidad y de creencia por parte de los directivos porque en ocasiones son muy endebles en críticas y opiniones adversas”, concluyó Alfaro.