4 febrero, 2013

Belén. Cuando su equipo iba con el marcador en contra y con solo nueve jugadores en el campo, el delantero neozelandés del Santos Maksim Manko llegó para concretar el empate de los caribeños, en el epílogo del partido.

De paso, fue el debut de Manko en la tabla de goleo del futbol costarricense.

“Fue una gran oportunidad. Argenis (Fernández) hizo una espectacular tijereta en el área rival que yo concreté con la cabeza para conseguir el gol”, explicó Manko.

“Estoy feliz por la anotación, pero no me voy del todo satisfecho porque queríamos ganar”, rescató el atacante de Nueva Zelanda, al terminar el partido.

El delantero santista nació en Ucrania pero a los cinco años se mudó a Nueva Zelanda con su familia. Fue en ese país en donde se apasionó por el futbol.

Manko, de 23 años y con una estatura de 1,87 metros, llegó a Guápiles tras un paso fugaz por el Dock Sud, equipo de la cuarta división de Argentina, donde aprendió a hablar español.

“Me alegra que Manko haya anotado porque es un joven esforzado que con cada partido se acostumbra más al futbol de Costa Rica”, destacó el timonel del Santos, César Eduardo Méndez al terminar el partido en Belén.

El director técnico santista espera que Manko logre suplir la cuota goleadora de su antiguo artillero, Christian Lagos, quien fue fichado por el Deportivo Saprissa, en el cierre de la temporada anterior.