Rodolfo Frerr, secretario de los brumosos, recibió un castigo de ¢400.000 por "incitar a la violencia y ofender al cuerpo arbitral". Dirigente niega todo lo ocurrido y afirma que hizo reclamó "con respeto"

Por: Cristian Brenes 19 octubre
El árbitro Keylor Herrera regaña a Fabrizio Ronchetti por un reclamo que hizo el delantero de Cartaginés.
El árbitro Keylor Herrera regaña a Fabrizio Ronchetti por un reclamo que hizo el delantero de Cartaginés.

En Cartaginés perdieron la paciencia con los réferis y lejos de estar en un punto medio para firmar la paz, la multa al directivo Rodolfo Frerr eleva la tensión con la Comisión de Arbitraje y sus silbateros.

Frerr, secretario de los blanquiazules, recibió un castigo de ¢400.000, por "incitar a la violencia y ofender al cuerpo arbitral", de acuerdo con lo descrito en el informe del central Keylor Herrera, tras el juego en el que los brumosos cayeron 3 a 4 ante Saprissa.

El dirigente negó por completo lo señalado por Herrera y aunque aceptó que al finalizar el compromiso se acercó al juez, afirmó que nunca fue para ofenderlo o discutir con él. Según el administrativo, lo único que hizo fue manifestarle que no había hecho bien su labor.

"Desgraciadamente, no es la primera vez que el señor Herrera pone asuntos cuestionables en un informe, ya había pasado con Elías Aguilar. No es real lo que indica el árbitro sobre mi persona, jamás lo ofendí y nunca incité a la violencia. Al contrario, fue él quien actuó matón", manifestó.

El miembro de la Junta de los centenarios agregó que estudian el tema para determinar si se puede efectuar una revisión del informe.

Incluso, dice que aportaría como testigos a quienes observaron todo, entre ellos jugadores, periodistas, oficiales de seguridad privada y personeros del conjunto tibaseño.

"En ningún momento le falté el respeto y tampoco utilicé palabras grotescas, pasadas de tono o con ofensas, simplemente le manifesté lo que pensaba de su labor. Si considera que estoy errado, ahí están las tomas de televisión y tengo testigos. Vamos a presentar el alegato correspondiente y el descargo, para que constaten que lo que dice el informe arbitral no es lo que sucedió", recalcó Freer.

En Cartaginés levantaron la voz contra el arbitraje, ya que consideran que ante Carmelita y Pérez Zeledón los privaron de dos puntos por señalamientos erróneos; ambos juegos terminaron con empates. Mientras que contra Grecia, se quejan por un gol que les anularon producto de una posición adelantada que nunca fue; después en Limón creen que hubo dos penales dudosos en contra.

Finalmente, con los morados consideran que varias faltas no fueron pitadas de la misma forma para ambos equipos.

"Si esto es ofender, lo que tenemos es una mordaza. No solamente pueden afectar la puntuación, sino que también lo económico y nadie les puede decir nada. El tema del arbitraje ya es recurrente, llevamos cinco partidos seguidos con este problema, se les manifiesta algo y el señor árbitro piensa que le estoy ofendiendo e incitando a la violencia, aspectos que son falsos", concluyó el directivo de Cartaginés.

La tensión entre los blanquiazules y la Comisión de Arbitraje sigue y lejos de estar por terminar, los de la Vieja Metrópoli piden explicaciones y se sienten cansados de una situación que consideran perjudicial para sus intereses.