Francisco Calvo y Néstor Monge fueron muy críticos con el central

Por: José Luis Rodríguez C. 8 noviembre, 2015
El mediocampista Néstor Monge salió de cambio al 85’ para darle espacio al delantero Jonathan Moya ayer en La Cueva. | JORGE ARCE
El mediocampista Néstor Monge salió de cambio al 85’ para darle espacio al delantero Jonathan Moya ayer en La Cueva. | JORGE ARCE

Molestos y contrariados, así se expresaron varios jugadores saprisistas tras el clásico que Saprissa perdió, 1-0, ante la Liga en el Estadio Nacional.

"Para mí al árbitro le quedó inmensamente grande el partido, un árbitro como estos no puede tener a seis jugadores nuestros con amarillo en 10 minutos, a Osvaldo Rodríguez no le sacó amarilla dos veces y a (Jonathan) McDonald no le sacó roja cuando hizo la plancha", dijo Calvo, enojado.

El defensor tibaseño agregó que tantas cartulinas preventivas condiciones el accionar del equipo.

"No es culpa de Alajuela ni de nadie, pero Unafut no puede mandar árbitros como estos a un clásico nacional", comentó Calvo.

Por su parte, Néstor Monge indicó que "fue un pésimo arbitraje... este señor decide los partidos", manifestó.

Para no hablar ni bien ni mal del central, David Ramírez se limitó a afirmar que "no me voy a referir al tema".

Eso sí, el delantero saprisista dejó claro que aunque "es difícil perder los dos clásicos del torneo, así es el fútbol, espero que si logramos clasificar tengamos oportunidad de cambiar esto".

"Estábamos obligados a ganar, pero hay que tener calmal, todavía falta mucho, este no es el final, aún tenemos chance", señaló.

Según Francisco Calvo, lo sucedido no cambia los objetivos, ya que Saprissa venía jugando bien.

"Hoy no nos entró el gol, simplemente fue eso, pero teníamos ocho partidos de no perder, Saprissa tampoco es el más malo, de la mano de Dios vamos a clasificar", dijo el zaguero.