Alejandra Mora califica como "un acto inexcusable" la agresión del entrenador de porteros contra una jugadora de Saprissa.

Por: Juan José Herrera Ch. 29 septiembre, 2014

La ministra de la Condición de la Mujer y presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), Alejandra Mora, solicitó, la mañana de este lunes a la Liga Deportiva Alajuelense, que analice los reglamentos vigentes y los esfuerzos del país por erradicar la violencia contra mujeres y tome una decisión ejemplarizante con el despido de su preparador de porteros, Paul Mayorga.

El deportista agredió el domingo a Ivonne Rodríguez, jugadora de Saprissa, en la final del fútbol femenino que perdió el equipo dirigido por Mayorga, Moravia.

"Creemos y defendemos que la actitud de esa persona es absolutamente reprochable y condenable porque se trata de un acto inexcusable. Es ejecutado por uno de los actores de un espectáculo público que debería dar el ejemplo y lo hizo, porque inmediatamente sus pupilas agredieron a la misma muchacha (Rodríguez)", indicó la jerarca.

Ivonne Rodríguez señala a Paul Mayorga, luego de que este le hiciera una zancadilla al final del partido entre Saprissa y Moravia, por la final de la Primera División del fútbol femenino costarricense. | ADRIÁN SOTO
Ivonne Rodríguez señala a Paul Mayorga, luego de que este le hiciera una zancadilla al final del partido entre Saprissa y Moravia, por la final de la Primera División del fútbol femenino costarricense. | ADRIÁN SOTO

Mora agregó que "por todo eso es que le estamos extendiendo al equipo una invitación de parte del órgano rector de la política pública en materia del derechos de las mujeres para que despida, de manera inmediata, al señor Paul Mayorga".

A esa solicitud se unió la viceministra de Seguridad, María Salazar, quien aseveró que buscarán la aplicación del reglamento de la Ley de Espectáculos Públicos, la cual castiga con la inhabilitación para toda personas que comente un acto de violencia en un sitio público.

"La ley nos faculta a imponer tres años de inhabilitación para cualquiera que promueva la violencia dentro de un recinto deportivo. Esa medida obligaría a esta persona (Mayorga) a no poder acercarse a ninguna actividad deportiva oficial", aseveró Salazar, quien afirmó que esa sanción podría llegar luego de que se concluya el proceso de investigación, que podría durar entre tres y cuatro meses.