30 noviembre, 2013

Saprissa no quiere más golpes en semifinales, por eso piensa dejar atrás los seis tropiezos consecutivos en estas instancias preparándose, para estar listos mañana ante cualquier tipo de eventualidad.

Reflejo de esos amargos recuerdos es Randall Row, asistente técnico del conjunto morado, quien ha estado en el banquillo tibaseño en cinco de esas últimas eliminaciones semifinalistas en el torneo local.

Los morados tratan de llegar con la motivación al tope. | ARCHIVO
Los morados tratan de llegar con la motivación al tope. | ARCHIVO

“Hubo momentos muy difíciles que nos han marcado y por eso tratamos de dejar a los muchachos a punto para no cometer más errores”, expresó Row.

Según la mano derecha de Ronald González, sus pupilos están concentrados en sacar la victoria el domingo en la Cueva, pero también están listos para responder si el resultado se pone a favor de los manudos.

“Eso es algo que pensamos bastante, es una posibilidad ir abajo del marcador pero lo más importante es saber responder”, añadió el asistente.

Row finalizó el discurso haciendo referencia a que esos golpes del pasado les han hecho ver que deben mejorar.

El camerino morado está listo y con mentalidad afilada para salir a ganarle a la Liga.