El último gol del delantero en un partido oficial fue el pasado 5 de setiembre del 2010, cuando vestía la camiseta de Alajuelense, en la victoria eriza 3-1 ante Herediano

 10 marzo, 2014

Redacción

Marco Ureña fue de los convocados no habituales por Pinto el que más oportunidad tuvo en el juego de ayer pues estuvo 57 minutos. | MANUEL VEGA
Marco Ureña fue de los convocados no habituales por Pinto el que más oportunidad tuvo en el juego de ayer pues estuvo 57 minutos. | MANUEL VEGA

El atacante nacional Marco Ureña vive dos realidades al mismo tiempo. Ureña juega con la Selección Nacional, pero no con su club.

Ureña ha disputado un total de 190 minutos en las últimas dos temporadas  últimas dos temporadas de la Liga rusa  (2012-2013 y 2013-2014) con el Kuban Krasnodar ruso, lo que corresponde casi al mismo tiempo que jugó en los últimos tres partidos de la Selección Nacional: 173 minutos.

Solo 17 minutos de juego separan la actividad futbolística de Ureña en los últimos dos años en el futbol ruso en relación con los duelos de la Tricolor ante Chile, Corea del Sur y Paraguay.

Ureña jugó 34 minutos el pasado 23 de enero en la derrota de 4-0 ante Chile. En ese encuentro ingresó al minuto 56 por Randall "Chiqui" Brenes.

Luego, el atacante ocupó la alineación titular para los próximos dos compromisos ante Corea del Sur y Paraguay. El futbolista militó 81 minutos en el choque en que la Tricolor cayó 1-0 ante Corea del Sur el pasado 26 de enero. En esa ocasión le dio campo a su compañero Jonathan McDonald.

Finalmente, el tico ingresó en la alineación titular de Jorge Luis Pinto en la victoria 2-1 ante Paraguay y fue sustituido al 58' por Diego Calvo.

Sin gol

A estos números hay que sumarle que Ureña no sabe lo que es anotar en un juego oficial con el Kuban Krasnodar, puesto que su último gol fue el pasado 5 de setiembre del 2010, cuando vestía la camisa de Alajuelense. Ese tanto fue en la victoria eriza 3-1 ante Herediano. El jugador marcó el primer gol al minuto 12 de ese partido.

El costarricense lucha por un cupo al Mundial, donde Costa Rica se ubica en el Grupo D y enfrentrá a Italia, Inglaterra y Uruguay.