El equipo juvenil debuta el 19 de octubre ante Sudáfrica

Por: Ferlin Fuentes 9 octubre, 2015

Alajuela

El técnico de la Selección Sub-17, Marcelo Popeye Herrera, prefiere desmarcarse del resultado deportivo que pueda obtener en el Mundial de la categoría que se disputará a partir del 18 de octubre en Chile.

El argentino considera que el principal objetivo es la formación de un grupo de muchachos que serán la base de la Sub-20 en los próximos años.

"El resultado deportivo es muy importante para todos, pero para mí el resultado más valioso es el formativo.Tengo muchas esperanzas en un grupo que se ha entregado a más no poder; iremos paso a paso", dijo Herrera a las afueras del aeropuerto Juan Santamaría, este viernes antes de partir hacia Chile.

El equipo nacional está instalado en el Grupo E con Sudáfrica, Rusia y Corea del Norte.

El debut de los ticos está agendado para el próximo lunes 19 de octubre, ante los africanos.

El entrenador argentino considera que los tres primeros rivales tienen características muy diferentes en cuanto estilo de juego.

"Sudáfrica ha jugado tres amistosos consecutivos contra Chile; perdió dos y ganaron uno. Es un equipo que tiene un estilo de juego igual al que vimos ayer (ante la Mayor) en el Estadio Nacional, muy potentes y que saben bien a qué juegan. Esperamos tener un debut a la altura", dijo el técnico.

Popeye agregó que "luego vendrá una Rusia calculadora, medida y muy estructurada. Un equipo muy frío a la hora de moverse en el campo, que calcula cada uno de los movimientos. Los coreanos se caracterizan por ser muy veloces y no te dan un balón por perdido, así que vamos a un grupo donde las selecciones que lo conforman tienen estilos muy distintos".

Costa Rica tendrá dos partidos de preparación previo al arranque mundialista, ante Chile y Australia.