Por: Gabriel Vargas B. 10 mayo, 2014

Cristian Oviedo marcó el penal definitivo que le dio el título a Alajuelense en diciembre pasado, contra Herediano en el Rosabal Cordero. | MANUEL VEGA
Cristian Oviedo marcó el penal definitivo que le dio el título a Alajuelense en diciembre pasado, contra Herediano en el Rosabal Cordero. | MANUEL VEGA

La Liga del Machillo Ramírez es infalible en la definición de títulos en la tanda de penales.

En tres ocasiones desde el 2010 los manudos se coronaron campeones por esa vía, todas ante el Club Sport Herediano.

En dos de ellas, el protagonista fue el volante Cristian Oviedo, quien se especializa en los lanzamientos desde los 11 metros.

Por tal motivo, para la final de esta noche crece el morbo de si el mediocampista estará en el banquillo manudo..., por aquello de que la final ante Saprissa se vaya hasta la tanda de penales.

El técnico Óscar Ramírez tiene un amplio repertorio de dónde escoger para decidir a sus lanzadores, de los cuales la gran mayoría le cumplieron en la hora decisiva para el cetro.

Entre los más regulares en los cobros y que hoy podrán estar en Tibás se encuentran Jerry Palacios, Ariel Rodríguez, Kevin Sancho, Alejandro Alpízar y Cristian Oviedo, estos dos últimos no son titulares en el actual esquema del estratega alajuelense.

Tampoco se puede dejar de lado a otros dos lanzadores de mucha confianza de Óscar Ramírez, como lo son Juan Gabriel Guzmán y Álvaro Sánchez.

A ellos se les suman Elías Palma, Luis Miguel Valle, Armando Alonso y Camilo Aguirre.

La estocada. En el Torneo de Invierno 2010 la Liga de Óscar Ramírez tuvo su primera prueba de fuego desde el punto de penal en en estadio Alejandro Morera Soto, en el que consiguió su título número 27.

La noche del 19 de diciembre Cristian Oviedo se encargó de sentenciar la serie de penal, con su especialidad tras aguantar al arquero y engañarlo.

Un año más tarde se volvería a presentar la misma situación entre ambos equipos, pero en el estadio Eladio Rosabal Cordero.

No obstante, en esa ocasión Cristian Oviedo no pudo repetir el protagonismos, ya que en ese juego salió de cambio al minuto 52.

Empero, dos años después, el pasado 22 de diciembre, otra ves en Heredia, Oviedo se encargó de darle el título 29 a los manudos.

Para eso ingresó d cambio apenas tres minutos antes de que se acabaran los tiempos extra.

Su misión era obvia, y la cumplió a más no poder, tras engañar al arquero florense Leonardo Moreira y sentenciar la serie 3-5.

Es por eso que esta noche Oviedo podría repetir la historia.

Etiquetado como: