Por: Daniel Jiménez 9 septiembre

Los tantos del juego Saprissa-Herediano le sirvieron a los anotadores como un desahogo, además de permitirle a sus equipos sumar un punto en la octava jornada.

Luis Ángel Landín y Luis Stwart Pérez llegaron como refuerzos al club florense y morado, respectivamente, pero a ambos les ha costado ganarse un campo en la titular.

Los dos también empezaron el certamen como estelares, pero poco a poco fueron perdiendo protagonismo.

Stwart Pérez tiene 506 minutos en el campo, de ellos 180 en los juegos más recientes (ante Grecia y el Team ). Además, suma sus dos tantos, con el logrado en Heredia.

Además, ante los griegos apareció tras cuatro cotejos sin actuar más de 45 minutos, por lo que el gol viene a darle otro aire en las filas tibaseñas.

“Yo estoy haciendo un trabajo diferente al que siempre he hecho, a veces no se nota. Estamos a disposición del equipo, pero si me dan la oportunidad tengo que aprovechar. Gracias a Dios pude anotar. Al final creo que fue un justo empate”, comentó el volante.

Por su parte, para Landín el sabor de revancha fue mayor, porque en la fecha anterior, —ante la UCR— había fallado un penal que le impidió a Herediano ganar el compromiso.

Ayer, el delantero ingresó de cambio en el 65’ y apenas cuatro minutos después, prácticamente en la primera pelota que tocaba, anotó el empate.

El azteca tuvo para hacer el 2-1, pero su remate se fue desviado por muy poco.

“Nunca hay que dejar de luchar, el fútbol da revanchas. A veces hay tropiezos, pero siempre hay que trabajar y las cosas se dan”, apuntó Landín.

Etiquetado como: