El jerarca brumoso señaló que es inadmisible ganar apenas dos puntos de los últimos 15 posibles, por lo que "pueden haber separaciones, medidas disciplinarias a lo interno, sanciones o suspensiones"

Por: Cristian Brenes 10 febrero
Luis Fernando Vargas buscará la reelección. | RAFAEL PACHECO
Luis Fernando Vargas buscará la reelección. | RAFAEL PACHECO

Luis Fernando Vargas, presidente de Cartaginés, está molesto por la crisis de resultados que vive el equipo, que apenas suma dos puntos de los últimos 15. El jerarca cataloga como inaceptable que su equipo esté en el sétimo lugar a falta de dos fechas para que culmine la primera vuelta.

Vargas enfatizó que tomarán medidas, pues no se quedarán de brazos cruzados. Separaciones, llamadas de atención o suspensiones son algunas de las alternativas que maneja la dirigencia para intentar levantar a un plantel en el que, a su parecer, "no solo ha faltado compromiso, sino calidad".

Sobre la continuidad de Jeaustin Campos en el banquillo, Vargas aseguró que no se analiza quitarlo, ya que apuestan a que culmine con los cuatro torneos por los que firmaron (está en su segundo certamen), y no quieren hacer lo mismo de siempre, cambiar a medio camino.

Solo ganaron dos puntos de los últimos 15. ¿Van a tomar medidas?

Vamos a tomar medidas. Nos reuniremos con el cuerpo técnico y también con los jugadores. Tenemos que tomar acciones y no podemos quedarnos con los brazos cruzados, esperando simplemente a que pasen las fechas para ver si el equipo levanta. Así como somos parte de los responsables, debemos ser parte de la solución.

"Cartaginés tiene muchas fortalezas, lo demostró en las primeras fechas y hay que rescatar esto. No podemos echarnos a morir y empezar a señalar los errores que hemos cometido. Es una realidad que esto se debe ver a lo interno y lo tiene que resolver el cuerpo técnico. Sin embargo, nosotros debemos tener una cuota de control sobre el camerino y hablar las cosas de frente".

Siempre se habla de medidas, pero no se dice cuáles son. ¿Qué harán puntualmente?

Pueden haber separaciones, medidas disciplinarias a lo interno, sanciones o suspensiones, tal y como pasa en cualquier empresa.

"Un club no es una empresa muy diferente a las demás. Si una persona no desempeña bien su trabajo y no lo realiza efectivamente, lo van a llamar a cuentas y muchas veces una llamada de atención es efectiva porque se siente que en la próxima va para afuera. No es hablar tan grupal, sino hablar uno por uno para ver qué pasa".

¿Han detectado que falta compromiso en algunas figuras del equipo?

No solo ha faltado compromiso, sino calidad en algunos. Trajimos a ciertos jugadores con una expectativa y no han cumplido, así que hay que revisar la situación legal, pero tampoco voy a exponer al equipo para que luego vengan demandas.

"En diciembre pagamos una suma exorbitante de $50.000 (¢28 millones) en un futbolista que no jugó aquí, como Diego Vitabar, y todo porque se hizo mal el procedimiento, así que si debemos cumplir parte del contrato con un futbolista que consideramos que no está bien; se hará el debido proceso para proteger los intereses del club".

El equipo viene en un nivel decreciente. ¿Las medidas que se tomen serán fuertes?

Si por medidas fuertes se refieren a quitar el técnico, esto no porque no creo que sea la solución. El remedio está en el trabajo en equipo porque aquí fallamos todos, incluidos la Junta Directiva y la administración, por lo que hay que corregir.

"Es la cuarta vez que estoy en una junta directiva y esta inconstancia me merma; si no se toma una acción importante, vamos a seguir en lo mismo".

Algunos futbolistas no rinden. ¿Las decisiones pueden ir por el lado de los jugadores?

Puede ir por ahí. Lo que le garantizo a la afición es que vamos a hacer un análisis profundo y no nos va a temblar la mano para tomar las medidas necesarias. Sin embargo, no vamos a hacer lo que típicamente se hace en Cartaginés, porque nunca ha servido cambiar a medio camino, pero sí se deben sentar las responsabilidades a lo interno.

"Las exigencias serán las mismas. Creo que hay un camerino de calidad y creo en ellos, pero hay elementos que no tienen el mismo nivel de compromiso y esto es lo que hay que evaluar y tomar decisiones".

Al llegar Jeaustin Campos indicaron que aspiraban a que se quedara como mínimo cuatro torneos. ¿Esta idea se mantiene al caer en una crisis de cinco juegos sin ganar?

Cuando asumí la presidencia dije que iba con César Eduardo Méndez hasta el final y lo cumplimos. A Jeaustin Campos y su cuerpo técnico los contratamos por cuatro torneos y esperamos llegar a esto; y si se puede más, perfecto.

"Cartaginés es como un carrusel y estas experiencias ya las hemos vivido, ahora lo que debemos es capitalizarlas y reconocer los errores que se están cometiendo. Conformamos un equipo para estar en los primeros lugares, fortalecimos el plantel con las últimas llegadas y por ende es preocupante. Ahora debemos poner mano firme en muchas cosas que debemos ver a lo interno".

Jeaustin Campos quedó eliminado en el torneo anterior y ahora está en el sétimo lugar. ¿Quién lo evalúa en Cartaginés?

La Junta Directiva. Él tiene que rendirnos cuentas y así como fuimos quienes lo evaluamos para traerlo, somos los que analizamos cuál es su rendimiento, qué es lo que está dando y cuál es el cumplimiento del plan de trabajo presentado.

Señala que contrataron a Jeaustin por cuatro torneos y que esa decisión no la cambian. ¿Es así?

No hay nada escrito en piedra. Por supuesto que si la situación no mejora nosotros vamos a tener que tomar las medidas correctivas del caso. No podemos quedarnos de brazos cruzados, ser muy románticos y pensar que todo va a cambiar sin hacer nada.

"La aspiración y lo ideal es no tener que cambiar de técnico. Nuestro primer objetivo es clasificar a como de lugar y si no, entonces empezamos a experimentar. Las contrataciones que hicimos son para estar en los primeros lugares, no para estar de mitad de tabla hacia abajo".

El malestar en las gradas es muy fuerte. ¿Hay divorcio entre las afición y el cuerpo técnico?

La afición, los accionistas y la Junta Directiva lo que esperamos son resultados. Como lo mencioné, aquí somos como un carrusel, porque se ganan dos partidos y de nuevo el Fello Meza se vuelve a llenar e ilusionar, pero esto no es lo que buscamos. No podemos ser tan inconstantes, si bien es cierto nuestro objetivo de clasificar se tiene que cumplir, debe hacerse bien y no caer en que en un juego sí y en otro no. Por esto menciono que todo debe entrar en evaluación.

¿Llamarán uno por uno a los jugadores que consideran que no están dando el rendimiento adecuado?

No. Estoy dando un ejemplo porque esto sucedió hace muy poco. La idea es reunirnos el sábado en Junta Directiva y hacer un análisis profundo del asunto. Me parece que una medida puede ser una llamada de atención a los que identifiquemos que no están con el mismo nivel de compromiso.

¿Hay garantía de que harán algo?

No podemos quedarnos esperando a que las cosas cambien por sí solas en un letargo. Sin embargo, tampoco vamos a salir diciendo abiertamente que hicimos cierta cosa con algún jugador.

"Hay que tomar decisiones que manden un mensaje claro de que no nos quedaremos con los brazos cruzados. Después del análisis que haremos el sábado, el lunes se estarán tomando decisiones en la sesión de Junta Directiva".

¿Los salarios están al día?

Se debe un 30% del mes. Hoy (ayer) se hizo un pago importante para cumplir con el 70%. De los casi tres meses que llegamos a deber, la distancia se ha acortado bastante. Vamos a seguir asumiendo nuestra responsabilidad y diciéndolo claramente, no tengo miedo, porque nos ha costado mucho llegar a esto y me siento orgulloso que pudiéramos cerrar las brechas. Seguiremos cumpliendo para exigir de la misma manera.

Uno los casos que se nota que no rinden es Cristian Taborda. ¿Están a disgusto con el rendimiento de él?

Tenemos que entrar en un análisis y no podemos adelantar nombres, pero la evaluación será en relación a la expectativa de lo que esperábamos de cada jugador, así que estoy seguro que el lunes tendremos noticias al final de la sesión de Junta Directiva. Esperábamos más de todos los jugadores porque esto es del grupo.

Necesitan clasificar y armaron un equipo para lograrlo. ¿Alcanza el tiempo para enderezar el rumbo?

Sí. Estamos finalizando la primera vuelta y queda toda la segunda. Sigo confiando en la calidad de los jugadores y en el equipo que tenemos para hacerle frente a todo esto.

¿Qué es lo que más le preocupa luego del partido ante Herediano?

Los errores que son repetitivos. La manera en la que nos hacen los goles hace parecer que dejan desprotegido al portero. Hay aspectos que en el plano futbolístico están muy claros, hay que trabajarlos y ver cómo se hace para corregir.