Por: Kenneth Hernández Cerdas 8 noviembre, 2016

Los salarios que reportan los cuatro equipos grandes del país ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ratifican las abismales diferencias que hay en el pago de sus planillas.

¢7,5 millones es la brecha entre el futbolista mejor pagado de Saprissa con respecto al del Herediano, mientras que Cartaginés reportó ¢1.000.000 de sueldo máximo, cinco veces menos que el jugador más caro de Liga Deportiva Alajuelense.

Las cifras mencionadas corresponden a una investigación realizada por La Nación en la que se tomaron en cuenta solo los salarios de los hombres inscritos por plantel en el Invierno 2016.

El promedio salarial de un jugador saprissista es cinco veces más que el de un florense y está casi ocho veces por encima del de un futbolista blanquiazul.

En la S, el sueldo promedio es de ¢3,7 millones; en la Liga, ¢2 millones; en Herediano, ¢711.826; mientras que en el Club Sport Cartaginés es de ¢480.235.

Lo máximo que un jugador del Team se embolsa por mes, según la indagación, es ¢1.250.000 y lo mínimo ¢300.000.

De los cuatro clubes en cuestión, la Liga tiene al hombre que menos gana con ¢197.955.

Salarios reportados
Salarios reportados

Todo lo contrario sucede en Tibás, en cuyo equipo está el jugador más costoso del país, según lo reportado a la CCSS, pues devengó ¢8,7 millones.

Por una cuestión de privacidad de datos, las identidades de los futbolistas no se revelan.

De tú a tú. Si bien en la cancha no hay marcada diferencia entre florenses, morados y liguistas, en los reportes salariales a la Caja la brecha es notoria.

En una entrevista cedida al espacio Diálogos de La Nación, el gerente rojiamarillo, Jafet Soto, dio su versión del por qué su club tiene una plana competitiva.

"Se llama capacidad de negociación, no pagamos caprichos y ofrecemos otras cosas que no se escriben, que no están en un papel o que no se firman. Herediano tiene esa capacidad.

"De los tres (Saprissa y Liga), nosotros tenemos la planilla más baja y eso lo puedo asegurar porque es así. Enamoramos a nuestros jugadores y les cumplimos lo que pactamos", respondió Soto el 27 de mayo anterior.

En el mismo espacio, el florense dijo: "A lo mejor ellos pagan mucho por uno, nosotros pagamos dos por lo mismo que ellos pagan por uno", manifestó.

Pagos lo advertían. La semana anterior este diario publicó las enormes brechas en los pagos que hicieron los clubes a la CCSS en un periodo de 13 meses.

Según el reporte, entre saprissistas y rojinegros cancelaron el 60% de los ¢1.579 millones que percibió la CCSS de los clubes en un año. Detrás de ellos apareció Herediano, que aportó únicamente el 9% y los brumosos, 4%.

Debido a lo anterior, Juan Carlos Rojas y Raúl Pinto, presidentes de Saprissa y Alajuelense, respectivamente, cuestionaron la disparidad de montos.

"Desde cualquier punto en el que uno lo vea, es ilógico. Nosotros no hemos podido pelearle jugadores a Heredia por los altos salarios que ellos pagan. Es inexplicable que su monto sea la tercera parte que la nuestra, parece de mentiras", expresó Pinto en aquella oportunidad.

Por su parte, Rojas señaló: "Sé que la competencia es dura y hemos perdido jugadores con Heredia. Sabemos que las ofertas que les ha hecho a futbolistas nuestros son muy competitivas".

Luis Fernando Vargas, presidente del Cartaginés, indicó ayer que la realidad económica de su club no es comparable.

"Ellos (Saprissa, Herediano y Alajuelense) nos superan, no hay duda de que sus salarios son muy diferentes a los nuestros. Por esto, hay jugadores que no hemos podido retener o hasta traer porque los propios futbolistas nos dicen que tienen otro tipo de ofertas", indicó Vargas.

La CCSS inició este lunes una investigación para determinar si Herediano, Cartaginés y Belén incurren en subdeclaración de salarios. Colaboró el periodista Cristian Brenes Brenes.

Etiquetado como: