Por: Miguel Calderón S. 13 junio, 2015

Tras cumplir sus primeros 10 partidos al frente de la Sele , el seleccionador nacional, Paulo Wanchope, sumó algunos logros merecidos de destacar, pero también tiene una serie de deudas con el equipo.

Dentro de sus virtudes, Chope supo darle continuidad a la base mundialista que cosechó éxitos en Brasil 2014; un total de 20 protagonistas de la cita.

Además, incorporó y le dio minutos a nuevas caras como Johan Venegas, Esteban Alvarado, David Ramírez y Juan Bustos Golobio, quienes le rindieron y mostraros condiciones importantes en los fogueos.

Por otra parte, llegó a la Uncaf con la obligación de confirmar el buen papel del Mundial y cumplió con el título centroamericano tras vencer a Guatemala en la final.

“El juego de la Selección es bueno, tiene una propuesta ofensiva interesante y transiciones adecuadas. Incluir caras nuevas es importante; él le ha dado oportunidad a muchos jugadores del medio local y eso es bueno”, comentó el técnico de Liberia, Orlando de León.

Christian Gamboa ha sido de los regulares de Wanchope. | AFP
Christian Gamboa ha sido de los regulares de Wanchope. | AFP

Mientras, el entrenador Marvin Solano considera que los resultados de Wanchope han sido buenos, si se toma en cuenta que empieza un proceso.

Eso sí, Solano dijo que la Tricolor debe mejor mucho en el orden táctico, sobre todo en defensa.

“Si en los dos últimos partidos los porteros fueron la figura, quiere decir que algo está fallando. Cuando el equipo se ve presionado, como contra Colombia y Panamá, se ve mal”, añadió.

Otro de los pendientes, según Solano, es que el equipo de Chope carece de posesión y peso en el ataque. “Nos ha faltado poder y fuerza en ofensiva”, finalizó.