El asistente técnico, Luis Marín, dijo que aunque existe una base, nadie tiene campo fijo.

Por: David Goldberg J. 8 octubre, 2013
La Selección Nacional entrenó esta mañana en la cancha Piñas del Bosque en Pococí.
La Selección Nacional entrenó esta mañana en la cancha Piñas del Bosque en Pococí.

Aunque Costa Rica ya no se juega la clasificación al Mundial, los jugadores saben que para ellos los dos últimos juegos eliminatorios serán cruciales.

El cuerpo técnico y futbolistas reiteraron en los últimos dos días que no pueden relajarse de cara a los encuentros ante Honduras y México, pues los 23 asientos que irán a Brasil con la camiseta Tricolor están muy peleados.

El asistente técnico, Luis Marín, dijo que aunque existe una base, nadie tiene campo fijo.

"Estos dos juegos equivaldrán a un alto porcentaje de la nota final para los jugadores que irán al Mundial", reiteró.

Mientras tanto, el seleccionado Christian Bolaños, manifestó que el esfuerzo debe ser máximo, al igual que el resto de la eliminatoria, porque en cada posición hay alguien de alta calidad que quiere estar presente en Brasil.

"Se entiende que contra catrachos y aztecas la orden será exigirse al máximo y no guardarse nada", expresó Bolaños.

Las declaraciones se dieron luego del entrenamiento matutino en la cancha Piñas del Bosque en Pococí, en la primera sesión del día.

Por la tarde la Tricolor volverá a entrenarse a las 3 p. m.