Uruguay sacó uno de esos triunfos de “seis” puntos, puesto que As Puma es rival directo

Por: Roberto García H. 27 octubre, 2014

San Isidro de Coronado. Con una mezcla de vigor juvenil con sagacidad y colmillo, Uruguay logró ayer una victoria vital ante As Puma.

Si bien es cierto que las opciones de clasificar son prácticamente nulas para los lecheros, también es verdad que al doblegar a los del Sur, 1 a 0, los aurinegros, ocupantes del sótano con nueve unidades, al menos mantienen opciones de alcanzar a belemitas y generaleños, con 11 y 12 puntos, respectivamente.

Ayer hacía frío en El Labrador.

El ambiente era gris; la lluvia, pertinaz. No obstante, desde el primer pitazo, anfitriones y generaleños se dispusieron a sudar en la disputa de cada gajo de la pelota. Porque los inquilinos del drama también dan espectáculo.

Lo demostraron los hombres de Carlos Watson al descargar de arranque presión y metralla en las cercanías de Neighel Drummond, quien se lució en varias ocasiones.

Rónald Salas (25) quiso abrir juego sureño por los costados; Rafael Rodríguez (13) fue un guía lechero. Puntales en un buen partido. | JONATHAN JIMÉNEZ
Rónald Salas (25) quiso abrir juego sureño por los costados; Rafael Rodríguez (13) fue un guía lechero. Puntales en un buen partido. | JONATHAN JIMÉNEZ

Neighel sigue vigente como guardameta, a pesar de que, en cierto modo, suerte y destino se han confabulado en su contra y le han negado el protagonismo que merece. Por calidad. Por trayectoria.

Rafael Rodríguez y Erick Scott aportaban el caudal de experiencia que permitía a los locales conducir los hilos del mediocampo y alimentar las incursiones frecuentes de Joshua Díaz y Jonathan Moya.

Sin embargo, conforme la reyerta en torno a la meta de Drummond se fue disipando, los sureños que comanda el veterano Marvin Chinchilla, también comenzaron a barajar opciones ante Darryl Parker.

Al filo del primer capítulo, después de que Esteban Sirias había echado por la borda una oportunidad de oro para los suyos, al 22’, el sureño Yamir Vergara derribó a Joshua Díaz dentro del área, ejecución que materializó Jonathan Moya desde el punto de penal. 1 a 0.

En la segunda etapa, Drummond volvió a impedir que el balón traspasara la línea de su valla, tras un mano a mano sensacional ante el escurridizo Luis Pérez.

En el último cuarto de hora, la jerarquía cambió de lado. Y fueron los muchachos de Mario Carrera quienes se situaron varias veces con opciones, pero mala puntería.

La más clara la tuvo Lucas Carrera. Darryl Parker le desvió un trallazo fenomenal, justo en el cierre (90’) del duelo intenso.

De avezados y novatos. Por igual, honestidad y entrega. A pesar de las limitaciones que les conocemos, los habitantes del drama, ¡también dan espectáculo!

Etiquetado como: