2 febrero, 2015

Limón. Una merecida y oportunísima victoria de 3-1 obtuvo ayer Limón frente a una Universidad de Costa Rica que, contrario a lo usual, expedita y contundente en su comportamiento defensivo, ayer se mostró vacilante y bastante errática.

Después de tres encuentros Limón finalmente se encontró con el gol, lo que le facilitó un muy necesario triunfo debido a que sus más inmediatos rivales, AS Puma y Uruguay, ganaron.

El haber perdido lo hubiera sumido en una situación de angustia. El mérito del cuadro caribeño estuvo sustentado en las jugadas a balón parado, recurso al cual tampoco, ni por asomos, le venía sacando provecho.

César López, quien ayer consiguió el tercer tanto ante la UCR, es felicitado por Lemark Hernández (i.) y el resto de sus compañeros. | MARIO ROJAS
César López, quien ayer consiguió el tercer tanto ante la UCR, es felicitado por Lemark Hernández (i.) y el resto de sus compañeros. | MARIO ROJAS

Ayer, la figura de Limón fue sin duda el argentino Ismael Gómez, quien abrió el marcador con un soberbio tiro libre que se le coló al portero Víctor Bolívar en su poste de mano izquierda.

El sudamericano volvió a figurar en la segunda anotación con un excelente pase, también por cobro de tiro libre, para que anotara Kareen McClean, y, finalmente, apareció en el tercero.

Esta vez el tanto lo consiguió César López, al recoger un rechazo de Bolívar después de un remate de penal del argentino.

La historia del partido, eventualmente, se le habría complicado a Limón y, por ende facilitado a la UCR, de haber aprovechado Jonathan Sibaja un lanzamiento desde el punto de penal.

Jairo Monge se lanzó al lado izquierdo y rechazó el remate.

Limón lució ayer un poco más suelto y aguerrido de la media cancha hacia adelante, avance que probablemente obedezca a un mayor “rodamiento” de sus hombres, aunque sigue mostrando graves fallas en defensiva.

Etiquetado como: