También será la sede del juego ante Herediano de la última fecha, debido a que debe jugarse en un escenario con iluminación

Por: Kenneth Meléndez 14 marzo
Este es el estadio nuevo de Limón.
Este es el estadio nuevo de Limón.

Limón FC realiza las gestiones para conseguir el aval al Estadio Nuevo de Limón, donde jugará en la última fecha ante Herediano y en la cuadrangular final en caso de clasificar.

Así lo aseguró Jesús Alvarado, jefe de prensa de los limonenses, quien dijo que ante los florenses no pueden jugar en su casa porque es de noche y el Juan Gobán no tiene iluminación.

"El partido tiene que ser en la noche porque puede definir primer lugar o clasificados, entonces tenemos que jugar en un estadio iluminado", dijo Alvarado.

El caribeño aseguró que no quieren ser locales en otro lugar que no sea Limón.

"Nuestro estadio alterno es el Ebal Rodríguez de Guápiles, pero tampoco tiene iluminación, entonces tendríamos que salir de Limón y no queremos salir de la provincia. Debemos buscar una opción que es el Estadio Nuevo, entonces empezamos a correr con todo y ahorita solo falta que se evalúe el tema de iluminación para que nos den el visto bueno", agregó.

Alvarado no ocultó que, además del tema de la iluminación, en el Estadio Nuevo pueden generar más ingresos por taquillas.

Según el jefe de prensa de Limón FC, al Juan Gobán entran cerca de 2.400 aficionados, mientras que en el 2010, en la final ante Barrio México para ascender a la Primera División, el Estadio Nuevo de Limón albergó cerca de 8.000.

"No hay que ocultar el sol con un dedo, aparte de lo deportivo, que es no sacar al equipo de Limón, también necesitamos ganar un poco más", dijo Alvarado.

Para ambos reductos la capacidad en gradería es parecida, pero el Nuevo de Limón tiene zonas verdes en las que pueden colocar toldos y sillas.