Acosta cree que los futbolistas nuevos y los jóvenes tienen que meterse en la misma sintonía del equipo; McDonald reconoce que ha faltado dar un poco más, pero pide "no serrucharse el piso" entre los propios jugadores

Por: José Pablo Alfaro Rojas 11 agosto, 2016
José Giacone mostró una evidente frustración en su rostro, después de la caída de su equipo ante Belén.
José Giacone mostró una evidente frustración en su rostro, después de la caída de su equipo ante Belén.

Redacción

El clásico llega en un momento en que los cuestionamientos hacia el desempeño de la Liga son grandes, incluso desde la boca de los mismos líderes del equipo, que pidieron compromiso e identidad a sus compañeros.

A cuatro días del enfrentamiento ante Saprissa, se viven dos realidades en el vestuario manudo: o ganan y se sacuden de la aparente inseguridad que carcome al equipo, o se acrecientan las dudas y la presión en el camerino.

El defensor Johnny Acosta no tuvo pelos en la lengua para valorar el desempeño de algunos futbolistas luego de la caída de 1 por 0 ante Belén, en el estadio Alejandro Morera Soto.

"Creo que la Liga tiene una identidad, con varios jugadores que han ganado títulos, y no podemos perderla. La identidad es para los jugadores nuevos o para los jóvenes y hay que meterlos en la misma sintonía, porque de nada vale si cinco, seis, siete o medio equipo está pensando de una forma y el resto de otra", dijo Acosta.

En esta temporada, la Liga ha sufrido por los altibajos en su desempeño y la falta de claridad frente a la portería contraria. Después de la derrota de 2 por 1 ante Herediano, logró un triunfo agónico en casa ante Pérez Zeledón, consumado en los últimos tres minutos del juego con dos goles de Jonathan McDonald.

Posteriormente, vino un empate ante Cartaginés a uno y la caída frente a Belén.

Argumentos. Aunque los criterios son variados, el defensor Harold Cummings cree que es necesario que el grupo entienda mejor la idea de José Giacone y esto solo se logra con el paso de los partidos.

El zaguero atribuye a este aspecto la inestabilidad mostrada por el plantel en el inicio de la campaña.

"El equipo anda un poco inseguro y eso es lo que reflejamos dentro de la cancha. Creo que es parte de nosotros mismos, falta coger ritmo y entender el esquema que el profe quiere jugar", recalcó el canalero.

Jonathan McDonald se lamentó por la cantidad de goles perdidos por su equipo ante los belemitas.
Jonathan McDonald se lamentó por la cantidad de goles perdidos por su equipo ante los belemitas.

Otro de los referentes del grupo, Jonathan McDonald, admite que los constantes cambios de jugadores en el plantel en las últimas campañas afecta en el entendimiento del equipo, pero comprende que la ausencia de títulos obliga a dar una gota extra de sudor para ajustarse rápido a las exigencias y rendir en la cancha.

También coincide con Acosta en que el compromiso debe ser de cada jugador, y no de unos pocos.

"Tenemos que ser conscientes de que todos tenemos que dar un poco más y no empezar a matarnos entre nosotros, o a serrucharnos entre nosotros", dijo McDonald.

Refuerzos. Después de siete partidos disputados, el aporte de los jugadores que llegaron a reforzar al plantel ha sido discreto, pero no nulo. Sin embargo, la expectativa que se creó fue alta, sobre todo después de liberar a dos promesas que un sector de la afición consideraba valiosas: Kenneth Dixon y Jossimar Pemberton.

Lucas Gómez suma dos goles y Johnny Woodly un tanto; Jonathan Sibaja muestra pinceladas de talento y desequilibrio por su costado, pero aún no logra la constancia necesaria para brillar por completo.

Sibaja es uno de los refuerzos más regulares del equipo en esta campaña.
Sibaja es uno de los refuerzos más regulares del equipo en esta campaña.

Lo de Rónald Mauricio Montero se queda en cumplidor. Incluso, en regularidad y minutos jugados, ha estado por debajo de Luis Miguel Valle en este certamen, pese a que es un hombre de confianza del técnico.

Un caso similar al de Jameson Scott, presente cuando no están disponibles los estelares Johnny Acosta y Kenner Gutiérrez o cuando José Giacone decide jugar con tres hombres en la retaguardia.

Los nuevos reconocen que la exigencia es alta en este momento.

"Hay una presión que estamos sintiendo. Tenemos que ser muy autocríticos y en los momentos duros tener tranquilidad. No estamos precisos y eso es lo que tenemos que cambiar, saber que si fallamos en algo, hay que levantar la cabeza e intentarlo de nuevo", explicó Scott.

El clásico está a la vista. La Liga espera que una victoria ante el archirrival les permita despegar y dejar a un lado las tensiones que siente el equipo en este momento.

Etiquetado como: