Por: Fiorella Masís 26 marzo
Randall Brenes y Walter Chévez disputan la pelota en el juego entre Cartaginés y Liberia
Randall Brenes y Walter Chévez disputan la pelota en el juego entre Cartaginés y Liberia

Liberia defendió con uñas y dientes su casa, el Edgardo Baltodano, para dejarse tres puntos vitales ante un ineficiente Cartaginés.

El conjunto guanacasteco venció 1-0 a los brumosos, quienes volvieron a mostrarse erráticos en sus intenciones de ir al frente.

Para los locales el triunfo era determinante, sobre todo porque el sábado en la noche Belén lo había enviado al sótano, luego de vencer 0-1 a la Liga.

Esa circunstancia, sumado a que jugaba en su estadio, agregaba presión adicional a los de la Ciudad Blanca.

A estas alturas del campeonato jugar bonito o feo pasa a segundo plano, porque cada club se está jugando algo. En este caso, Liberia salvarse del descenso y Cartaginés clasificar a la cuadrangular.

Con ese panorama, el partido se planteaba parejo, cerrado y con pocas opciones de gol en la primera parte, pero las claras estuvieron del lado liberiano.

El zaguero Irving Calderón y el portero Adrián de Lemos se pusieron el traje de salvadores para evitar la apertura del marcador, al menos en ese momento.

Calderón sacó un balón de la línea tras cabezazo de Paulo Rodríguez, mientras el guardameta rechazó un potente remate de Wálter Chévez.

El inquieto Chévez volvió a tener su oportunidad frente a De Lemos y en esta ocasión se aseguró de colocarle la pelota de la mejor forma posible.

En una pared con Anderson Andrade y la complicidad del defensor Nelson González, el volante disparó al ángulo para poner el 1-0, en el minuto 48.

Al reloj le faltaba mucho camino por recorrer, pero los minutos empezaron a ser el peor enemigo de un equipo blanquiazul que nunca se acercó con armas letales.

Las intenciones de los dirigidos por Jeaustin Campos pasaban como centros mal direccionados o remates sin potencia.

Más cerca de anotar estuvo Liberia, cuando en el minuto 70, René Miranda hizo un centro que pasó frente al marco brumoso sin que ningún liberiano lograra empujar el balón.

Los de la Vieja Metrópoli estaban tirados al frente, sobre todo luego de dos expulsiones de su rival, una de Cristian Reyes por doble tarjeta amarilla (78') y otra por roja directa a Kenneth García, quien le propinó un fuerte golpe en la rodilla a Paolo Jiménez, en el 85'.

Con dos jugadores más parecía que Cartaginés al menos iba a aprovechar la ventaja numérica en el área, pero sus centros siguieron siendo inútiles.

De todas formas, en una jugada en la que los centenarios no pasaban mayor problema, su volante Sergio Córdoba recibió la segunda amonestación y se fue en el 87'.

Ya la diferencia entre un equipo y otro solo era de un jugador y los visitantes no cambiaron: la desesperación y los malos centros pudieron más.

Cartaginés se complica y lo único bueno que puede sacar de esta jornada es que tampoco sumaron Santos y San Carlos, rivales directos en la lucha por clasificar. Eso sí, el gran favorecido se llama Pérez Zeledón, quien tiene hoy el boleto más cerca.

Etiquetado como: