Hotel en Cartago cubrirá los gastos del equipo liberiano durante su estadía en la Vieja Metrópoli.

Por: Juan Diego Villarreal 16 febrero
Los jugadores de Liberia, Wálter Chévez y Axel Myers, recaudaron dinero en alcancías el domingo antes del partido ante la Universidad, con el fin de ayudar al grupo ante la difícil situación económica.
Los jugadores de Liberia, Wálter Chévez y Axel Myers, recaudaron dinero en alcancías el domingo antes del partido ante la Universidad, con el fin de ayudar al grupo ante la difícil situación económica.

Los jugadores del Municipal Liberia no se entrenaron este jueves ante la falta del pago de sus salarios, sin embargo, volverán este viernes de nuevo a las prácticas para afrontar el partido ante Saprissa, este sábado a las 8 p. m. en el estadio Fello Meza de Cartago.

La medida fue tomada por los integrantes del plantel ante el atraso de más de dos meses y medio y el incumplimiento de pagarles al menos una quincena de lo adeudado el pasado 15 de febrero.

Los jugadores decidieron no entrenar y se reunieron por aparte, aunque nunca dudaron en presentarse al duelo ante Saprissa que se realizará en el Estadio Fello Meza, debido a que el Ricardo Saprissa está ocupado por el Premundial Sub 20.

Kenneth García, volante del cuadro liberiano, comentó que irse a huelga no es una opción, pues saben del compromiso con el club y la ciudad, pero no se sintieron con ánimo para realizar la práctica ya que no les cancelaron la quincena como les habían prometido.

"No podemos dejar de entrenar. Nosotros somos los que perdemos porque tenemos un compromiso importante el fin de semana. Unos compañeros hicieron los trabajos de recuperación y terapia sin problema y mañana volveremos a los entrenamientos para enfrentar al Saprissa el sábado, máximo que es un rival muy complicado y estamos buscando salir del sótano", aseguró García.

El mediocampista pampero indicó que el fin de semana se realizó una colecta entre los aficionados, pero lastimosamente fue muy poco lo recaudado. Sin embargo, un aficionado les dio un premio por la victoria ante la Universidad de Costa Rica, el cual dividieron entre todos los jugadores. García no quiso dar el monto de lo recaudado o el premio que recibieron.

No obstante, el problema económico no es solo de los jugadores, pues el gerente del equipo, Jorge Ortega, también se encuentra en una situación apremiante, ya que asegura que ha estado viviendo de los ahorros y mañana se le vence el alquiler de su casa en Liberia, por lo que debe buscar el dinero para cancelarla.

Hotel en Cartago les tiende la mano. Ante la complicada situación financiera, el hotel El Guarco, en Cartago, cuyos dueños son Abelino Salas y su hijo Enrique, les extendieron la mano y cubrirán los gastos del equipo liberiano durante su estadía en la Vieja Metrópoli.

"Mi papá tiene buena relación con don Marvin Solano, técnico de Liberia y les ofrecimos la ayuda. Pusimos a disposición el hotel y ellos llegarán este viernes por la noche. Allí los atenderemos y les daremos todas las comodidades y la alimentación para el duelo ante Saprissa", dijo Enrique Salas.

El empresario, quien también es directivo del Cartaginés, comentó que él entiende la situación de los liberianos, pues en torneos anteriores pasaron momentos económicos difíciles, pero contaron con la ayuda de empresas en Cartago, por lo que espera que en Liberia suceda lo mismo y el comercio apoye al equipo para que salga adelante.