Garrido sufrió una rotura de cuatro ligamentos de su pierna derecha

Por: Ferlin Fuentes 18 noviembre, 2015

El volante hondureño Luis Garrido estará fuera de competencia por al menos un año luego de la aparatosa lesión que sufrió el martes en el juego en el que Honduras cayó (0-2) ante la selección de México.

Garrido sufrió la rotura de cuatro ligamentos de su pierna derecha luego de que el mexicano Javier Aquino cayera sobre el catracho accidentalmente.

El médico Óscar Benítez, quien atendió a Garrido en una clínica privada de San Pedro Sula, le confirmó a diario Diez el alcance de la lesión.

El mediocampista, de 25 años, fue el gran damnificado de un partido en el que se impuso el juego artero. Transcurría el minuto 38 cuando Aquino recibió un empujón por detrás y dejó ir su cuerpo sobre la rodilla del recuperador hondureño.

Garrido se encuentra en una disyuntiva. En este momento terminó su contrato con el Houston Dynamo de la Mejor League Soccer (MLS), de EE. UU., y se encontraba en negociaciones con el club para renovar, además de analizar ofertas de otros equipos.

Sin palabras. La delegación catracha, encabezada por el técnico colombiano Jorge Luis Pinto, salió del Estadio Olímpico Metropolitano sin brindar una sola declaración.

Esto ocurrió mientras la prensa se encontraba en plena conferencia con Juan Carlos Osorio, el entrenador del Tri.

Para sorpresa de los medios de comunicación, el jefe de prensa de la Federación Nacional de Fútbol de Honduras les informó de que Pinto decidió retirarse porque la atención con Osorio se extendió y que esperaría en el hotel a quienes quisieran conversar con él.

Las críticas hacia la actitud del colombiano y el desarrollo del equipo en el campo fueron duras y directas. Los comentaristas de la emisora hondureña Radio América tildaron al técnico de cobarde.

Honduras tiene un duro reto para enderezar el camino de una cuadrangular en la que todavía no tiene puntos.