Cuando el bus del Alajuelense asomó frente a la 'Cueva' comenzaron los gritos y abucheos de miles de aficionados locales

Por: José Luis Rodríguez C. 1 diciembre, 2013

Tibás

A las 9:40 a. m. Alajuelense arribó a la entrada sureste del Estadio Ricardo Saprissa, para afrontar el primer duelo semifinal ante el equipo morado.

Cuando el bus del cuadro erizo asomó frente a la 'Cueva' comenzaron los gritos y abucheos de miles de aficionados locales, acción que calentó por primera vez los ánimos previos al compromiso.

Para evitar cualquier incidente contra el bus que transportó a los rojinegros, se formaron tres cordones de seguridad con policías de pie y a caballo.

Apenas ingresó el equipo y el bus se fue, se abrió el dispositivo de seguridad y como una tromba los seguidores de la Liga y Saprissa corrieron buscar las entradas de ingreso al lugar.

Etiquetado como: