Con una asistencia y dos goles, el volante guió a una U que pudo golear por más de 3-1

Por: Johan Umaña V. 23 agosto, 2014
Ariel Contreras (30) anota el empate parcial a uno para la UCR ante la mala salida del guardameta Néstor Mena (de verde), de As Puma. | JOHN DURÁN
Ariel Contreras (30) anota el empate parcial a uno para la UCR ante la mala salida del guardameta Néstor Mena (de verde), de As Puma. | JOHN DURÁN

Mercedes de Montes Oca

El As Puma tiene entrega, aplomo y hasta, por momentos, buena técnica para enfrentar la Primera. Pero también carga con una ingenuidad propia del benjamín, de ahí que cometió los pecados que permitieron a la UCR dominar y ganar, por 3-1, el partido de ayer en el Ecológico.

Además, los celestes contaron con los servicios de un Allan Duarte encendido. El exbelemita anotó dos goles, sirvió otro y pinta para ser de los grandes refuerzos de un Invierno que por lo pronto tiene a la U peleando entre los punteros.

Los generaleños volvieron a mostrar la misma efectividad que complicó al Saprissa, vigente campeón, hace una semana en el Nacional: gol a la primera llegada.

Fue una atractiva jugada gestada con toques rápidos en la media para que Julio Elizondo tirara pase largo que encontró a Aaron Navarro, a las espaldas de los defensores, solo frente al portero académico Carlos Méndez. Fino remate de primera intención, al 16’, y los locales se encontraban pronto en aprietos.

Mas el apuro fue corto, pues en dos minutos Duarte llevó a los celestes a voltear el marcador.

Al 26’, el ágil volante tiró un córner que Ariel Contreras remató de cabeza ante la complicidad de la mala salida del meta Néstor Mena.

El segundo gol: ¡una joyita! Duarte encontró una bola cerca de la esquina del área y disparó una curva imposible para el arquero.

En adelante el juego fue controlado por un local que –como bien se le conoce al conjunto que dirige José Giacone– pregona el orden y la paciencia como sus principales armas para pedir un lugar entre los grandes al tope de la clasificación.

En la complementaria, As Puma quiso revivir reingresando con intensidad y la UCR le consintió que tuviera la pelota, siempre con la maliciosa intención de asegurar el triunfo en algún contragolpe.

Y así ocurrió. Jonathan Sibaja se escapó por derecha, al 55’, y centró para el doblete de Duarte.

La expulsión de David Solano, tres minutos después de encajar el tercer gol, acabó de enterrar la ilusión generaleña de sumar puntos en su segundo encuentro en la máxima categoría del fútbol tico.

Por su parte, los celestes pudieron haber tomado la punta del torneo pues solo les faltó un gol más para superar a la S en ese apartado y pegaron dos balones en el palo.