Por: José Pablo Alfaro Rojas 28 abril, 2016
El técnico de Saprissa, Carlos Watson, durante el pasado clásico nacional en el Morera Soto. | RAFAEL PACHECO
El técnico de Saprissa, Carlos Watson, durante el pasado clásico nacional en el Morera Soto. | RAFAEL PACHECO

Redacción

En los últimos seis meses, doña Adilia, la esposa de don Carlos Watson, fue sometida a dos operaciones a corazón abierto, pero la serenidad del estratega morado se mantuvo intacta, tanto en el banquillo como ante la prensa.

Sorprende el gesto inmune de don Carlos antes los medios y la confianza que refleja frente a sus pupilos.

Su equipo finalizó en el segundo puesto y con la ventaja deportiva a su favor para enfrentar a Alajuelense en las semifinales del certamen.

Hasta en su familia se sorprenden de cómo don Carlos ha sacado tiempo para estar atento a su esposa y, a la vez, cargar con la responsabilidad y la exigencia del equipo morado.

"No sé cómo lo logró pero siempre tuvo tiempo para todo y más aún para la familia. Él se duerme muy tarde y se despierta muy temprano, creo que eso le ha ayudado. Para él esto del fútbol es más que un trabajo, es su pasión", cuenta Emerson Watson, hijo de don Carlos.

Emerson reconoce que este periodo ha sido muy duro para toda la familia, sobre todo en febrero anterior, cuando hubo algunas complicaciones de salud de doña Adilia.

Sin embargo, el técnico morado ha logrado sobrellevar la carga. Sus allegados lo describen como una persona muy tranquila, que sabe separar lo personal de lo laboral.

Emerson cuenta que la relación de don Carlos con el fútbol es difícil de entender. Pese a que es su trabajo diario, puede levantarse sin problema en su día libre, prender el televisor y observar un juego internacional.

Mientras, el presidente tibaseño, Juan Carlos Rojas, cree que el entrenador ha tenido éxito en este certamen debido a su personalidad y a la experiencia acumulada.

"Ha pasado momentos muy complicados pero él es una persona que maneja muy bien sus emociones, es muy sereno y un hombre de cabeza fría", reconoció Rojas.

"Uno no sabe cómo le puede estar afectando, pero el compromiso es total y absoluto y esos temas los deja en la puerta. Es una persona privada y reservada", concluyó.

Hoy, el timonel tibaseño planifica el cotejo del próximo sábado ante el archirrival Alajuelense y su consigna es llegar al bicampeonato.

*Lea: