1 enero, 2015

Los amantes del fútbol nacional no queremos olvidar el 2014.

Probablemente a usted le pasó como a este servidor a la hora del brindis, cuando el reloj marcó el primer minuto del 2015.

En medio de la nostalgia y lágrimas por los recuerdos personales; el gol de Joel, el penal de Umaña y la parada de Keylor también revivieron en la mente para sacar una sonrisa junto al abrazo de los familiares, el mismo gesto que se utilizó para celebrar la anotación de Duarte.

Previo a esto la ansiedad por lo que nos depararán los 365 días venideros nos invadió, esa misma sensación la vivimos días antes del comienzo de la Copa. Al final, la misma Sele nos trazó el camino: sin importar dificultades, la mentalidad positiva siempre marca diferencia ante la adversidad.