Después de que lo habían apartado, el futbolista se entrena con el primer equipo de la Liga desde el lunes y este miércoles jugó en el amistoso contra Santa Ana.

Por: Fanny Tayver Marín 13 julio
Kenneth Cerdas disputa el balón con Kevin Cunninghm en el fogueo de Santa Ana y Alajuelense.
Kenneth Cerdas disputa el balón con Kevin Cunninghm en el fogueo de Santa Ana y Alajuelense.

Antes de que los erizos salieran a vacaciones, a Kenneth Cerdas le habían dicho que iría a préstamo, luego pasó a un estado de transferible y en este momento el futbolista no sabe cuál es su realidad. Kenneth Cerdas se siente el protagonista de una novela con Alajuelense.

Después de que el futbolista se entrenaba por aparte y que parecía que su ciclo en la Liga había llegado a su final, Benito Floro giró la orden de que tenía que unirse al plantel de nuevo.

Fue el lunes cuando él retornó a las prácticas con el primer equipo rojinegro y jugó algunos minutos este miércoles, en el amistoso entre Santa Ana y la Liga, que iba empatado 2-2 y tuvo que acabarse en el minuto 83 por disturbios entre barras.

"Él es parte del equipo en este momento, se le había dado la opción de que pudiera ir a algún equipo en el que pudiera tener minutos; por ahí se le complicaron algunas opciones que tenía y el profe Benito es muy claro: él no va a marginar ni va a dejar de lado a ningún jugador, ni mucho menos mandarlo a entrenar solo", expresó el asistente técnico Wílmer López.

"El profe lo incluyó de nuevo en el grupo y ahora está metido de lleno en el trabajo con el equipo y las opciones de jugar que tiene son las mismas del resto de los compañeros. Es parte de la planilla, pues ahí está en la planilla entrenando como todos, y yo creo que él se siente tranquilo con su inclusión de nuevo en el equipo", añadió el Pato.

Con el 11 en su espalda, a Cerdas se le olvidó por un momento esa fea sensación de no saber lo que ocurrirá con él y aprovechó los minutos que tuvo en la cancha de Piedades.

"Yo estoy muy contento en la Liga, mientras esté con estos colores yo voy a entregarme al máximo y hacerlo de la mejor manera. Estoy muy feliz por volver a vestir la camiseta", apuntó el volante.

Al consultársele si siente que tiene posibilidades de quedarse en la Liga, respondió: "Esa pregunta sería con Benito, solo él sabe lo que tiene pensado para mí y de momento tengo que entregarme al máximo y entrenar con todo".

Recordó que cuando se supo que la Liga lo iba a prestar, varios equipos se interesaron, pero surgieron inconvenientes.

"No tenían campo, o por el tema del presupuesto era complicado, entonces por eso no se ha dado nada, no se ha concretado ninguna oferta", citó.

Cerdas contó que en ese lapso en el que no se entrenaba con los demás, él siempre iba al club.

"Yo me presentaba a la Liga, hacía gimnasio por aparte, algunos trabajos físicos y más que todo eso. A mí me separaron hace como 22 o 15 días, iba como de día de por medio o a veces todos los días. La verdad me tomó por sorpresa, no lo esperaba".

El jugador toma la situación con calma, porque ahora tiene que pensar también en su hijo Saúl, que nació hace seis semanas.

"Son las pruebas que le pone la vida a uno, uno tiene que estar preparado para todo. En este caso no ha terminado la novela, por así decirlo, pero creo que lo que Dios tenga para mí lo voy a aceptar con valentía y hacerle frente por todo todo lo que ha pasado".

Algo que deja tranquilo al volante es que siempre ha contado con el respaldo de la afición de la Liga y cree que si la gente lo aprecia es porque ha hecho bien las cosas.

Y en vista de que lo tomaron en cuenta para el amistoso contra Santa Ana, también quiere jugar el sábado en Ciudad Quesada ante San Carlos.

Etiquetado como: