Jugadores y técnico dicen estar cómodos con sistema que les ha deparado dos triunfos

Por: Katherine Chaves R., Randall Corella V. 4 septiembre, 2013

Alajuela. Los días en que la Liga Deportiva Alajuelense se iba alegremente al ataque y terminaba pasando apuros en la retaguardia parecen ser cosa del pasado.

En los dos últimos juegos, la zaga manuda mutó de la línea de cuatro defensores a una línea de tres que en igual número de días le ayudar a dejar tendidos al campeón de México y al campeón nacional..., y sin recibir anotaciones.

Hoy, los mismos jugadores rojinegros dicen sentirse cómodos con un sistema que trajo equilibrio a la otrora tambaleante barca eriza.

El técnico manudo, Óscar Ramírez, dijo ayer en conferencia de prensa que cuando volvió al banquillo se planteó cambiar de sistema. | RANDALL CORELLA V.
El técnico manudo, Óscar Ramírez, dijo ayer en conferencia de prensa que cuando volvió al banquillo se planteó cambiar de sistema. | RANDALL CORELLA V.

“La línea de tres, junto con los dos contenciones nos da fortaleza, al atacar, si perdemos el balón quedamos bien parados atrás, antes dejábamos un poco más de espacio”, afirmó el volante Kenneth García.

El técnico Óscar Ramírez reconoció que desde su regreso al banquillo manudo se planteó recuperar lo hecho en el proceso anterior e implementar la línea de tres.

“Lo usamos en los partidos que jugamos en Coto Brus, en el primer tiempo en Panamá, y yo siento al grupo cómodo con esta forma de jugar; pero eso no quiere que decir que en cierto momento no usemos también la línea de cuatro”, aseguró el timonel erizo.

Para Ramírez, con el nuevo sistema, el equipo han encontrado una estabilidad que se tradujo en buenos resultados frente a dos rivales de mucho peso.

Amonestación. En otro orden de cosas, la junta directiva manuda anunció ayer que no encontró pruebas contundentes para sancionar al guardameta Dexter Lewis por los supuestos actos de indisciplina que habría cometido el 27 de agosto pasado en San José.

Sin embargo, la dirigencia eriza decidió aplicarle una amonestación por escrito “por encontrarse a altas horas de la noche en esa zona, así como por la reacción inoportuna con el medio de comunicación que lo filmó”.

Por su parte, Óscar Ramírez confirmó ayer que tiene confianza en Lewis para que sea titular en el partido del jueves ante Uruguay.

“Desde que pasó el incidente hubo comunicación conmigo, me demostró la verdad con documentos, si uno tiene la verdad la conciencia anda tranquila. Lo veo con una actitud positiva, ha entrenado bien, no tengo ningún temor”, dijo.