Por: David Goldberg J. 16 febrero, 2013

Alajuela. Alajuelense seguirá dándole tiempo a Patrick Pemberton para que se recupere de un golpe que tiene en las costillas, con la intención de alinearlo mañana frente a Saprissa en el clásico del futbol costarricense.

El técnico Manuel Keosseián señaló ayer que si el guardameta logra llegar a la hora del juego recuperado no habrá duda de que entrará en la formación estelar.

“Él es nuestro primer portero. Estamos esperando a ver qué pasa. Ha venido mejorando rápido, lo que nos da posibilidades. Para nada está descartado”, dijo el charrúa, quien debutó el miércoles como timonel manudo.

Inclusive, ya fue parte de varias sesiones de entrenamiento, pero siempre bajo severa supervisión del cuerpo médico erizo.

Pemberton se lesionó el pasado 6 de febrero, durante el encuentro de la eliminatoria de Concacaf hacia Brasil 2014, con la Selección frente a Panamá, luego de que chocara fuertemente con el delantero Luis Rentería.

Su último juego con los rojinegros fue ante Limón y desde ahí, los manudos acumularon siete goles en tres compromisos.

Ayer, en un chat en Internet organizado por el diario Al Día, el arquero se refirió a su estado.

“Me siento al 50%, soy muy honesto. Todavía tengo una molestia que me incomoda, siento como un cólico que me imposibilita ciertos movimientos. Vamos a esperar a ver cómo nos sentimos. El que va a tomar la determinación de si juego o no, voy a ser yo”, adujo.

Días antes, el preparador físico Norton Cassol y el médico Alfredo Gómez señalaron que la recuperación de Pemberton era buena; sin embargo, al ser un golpe no se podía dar un diagnóstico preciso, por lo que el análisis debía ser día a día.

En el último compromiso ante San Carlos (3-2), quien se adueñó del arco manudo fue Dexter Lewis; no obstante, los dos anteriores ante Herediano (2-2) y Carmelita (1-3) los atajó Alfonso Quesada.

Etiquetado como: