11 octubre, 2014

Un club cubano llamado Fortuna fue el destino de los primeros arqueros costarricenses que salieron al exterior, en 1930.

Los guardametas Ricardo El Manchado González y Enrique de Mezerville fueron los embajadores del arco isleño en una gira de dicho equipo a Lima, Perú.

Pero luego de esa aventura otros 21 arqueros ticos salieron al extranjero, entre los que destacan Jorge Cholo Rodríguez, Carlos Alvarado, Luis Gabelo Conejo y ahora, Keylor Navas.

Alvarado, quien entre 1947 y 1948 jugó con el prestigioso América de México y en 1950 con el América de Cali, hablo incluso con La Nación sobre el tema.

Carlos Alvarado brilló durante su época como guardameta. | ARCHIVO
Carlos Alvarado brilló durante su época como guardameta. | ARCHIVO

“Fueron épocas extraordinarias porque en ese momento habíamos muchos porteros muy buenos en el extranjero. Puedo citar a Jorge Rodríguez en Colombia y a Evaristo Murillo en México. Antes habían muchas oportunidades”, comentó Alvarado.

En dicha conversación, el Aguilucho recordó el momento en que enfrentó al mítico delantero Alfredo Di Stéfano, cuando este estuvo con el Millonarios.

“Di Stéfano me hizo un gol con la mano porque no le llegó con la cabeza y como el árbitro era inglés no entendía nuestros reclamos en español. Ese fue el 2-2 y me dolió mucho”, recordó Alvarado, quien a sus 86 años trabaja en un Parqueo Público en el Centro de Alajuela. Información basada en lA SERIE LegioNARIOS del periodista Rodrigo Calvo.