Por: Juan José Herrera Ch. 30 junio, 2012
 Centeno fue la salida más sensible de Saprissa para el Verano. | ARCHIVO
Centeno fue la salida más sensible de Saprissa para el Verano. | ARCHIVO

Saprissa minimizó al máximo sus bajas para el Invierno y parece haber logrado el cometido de tapar las goteras que dejaron sus figuras salientes.

La tarea no fue tan difícil, pues aparte de los casos de Wálter Centeno y Jairo Arrieta, los morados en realidad no tuvieron despedidas críticas que afrontar.

Fausto González era el tercer portero, Fabián Rojas nunca jugó y Gustavo Fernández le aportó muy poco a la institución.

Así, más que tapar huecos, los morados reforzaron filas.

La baja sensible de Centeno en el medio campo dio paso al sonado regreso de José Carlos Cancela que, por lo visto en esta pretemporada, no tendrá problema en asumir el rol de líder que dejó Paté en el camerino tibaseño.

Con más cautela se trata el tema de los delanteros, pues a ese departamento solo llegó el brasileño Ricardo Costa, un ariete que luego de 15 días todavía se conoce nada más en el papel.

Eso sí, Costa llegará a cumplir un trabajo distinto al de Arrieta, pues su rol es el del famoso “9”.

Como ganancia, los morados repatriaron además a Kendall Waston, Mauricio Castillo y José Luis Cordero; el primero defensa y los segundos volantes ofensivos.

Los tres han dejado buenas impresiones en estos primeros días de trabajo, especialmente dentro del sistema de Daniel Casas, donde los mediocampistas nunca sobran.

Así, la S llegará al clásico con un equipo lleno de caras conocidas, pero con un par de permutas con la firme tarea de sorprender.

Etiquetado como: