Según la junta, no todas las empresas están capacitadas para manejar eventos

Por: José Fernando Araya N. 8 diciembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

Como medida de prevención ante futuros incidentes, la Junta Directiva del Estadio Nacional exigirá mayor experiencia y capacitación para las empresas de seguridad privada que resguarden los eventos.

Esta necesidad llega tras los incidentes que supuestamente provocaron los miembros de La Doce, el miércoles anterior, en el primer juego de la semifinal entre Limón F. C. y Liga Deportiva Alajuelense.

Según indicó Juan Carlos Crespo, miembro de la junta directiva del Estadio Nacional, el tema los tiene muy preocupados, pues quieren mantener la idea de un estadio completamente familiar.

“Nosotros alquilamos el estadio (en este caso a Limón) y les exigimos un protocolo de seguridad con el número de efectivos, etc, etc.

“Lo que pasa es que nosotros no tenemos control de la experiencia del equipo de seguridad que traen los que alquilan el estadio y no todos están capacitados para manejar estas barras”, indicó Crespo.

Dentro de las situaciones que tratarán en la próxima reunión es exigir un filtro antes de ingresar al estadio, así como mayor control en el manejo de mucho público.

Sin claridad. Dentro de los daños que se han dado a conocer, se afirma que la barra manuda se robó una de las puertas de los baños y quebraron algunas butacas.

Los daños corren por cuenta de la empresa que alquile el inmueble; en este caso, Limón F. C.

Lindell Rose, gerente del equipo caribeño indicó que ayer por la noche un personero del club se reuniría con la administración del estadio para ver los daños.

“No hay claridad en varios temas y por eso tenemos que verificar las cosas. La Doce entró y no hubo mucho apoyo de la Fuerza Pública tampoco”, explicó Rose.

Por su parte, Raúl Pinto presidente de Alajuelense indicó que están anuentes a pagar los daños.