Santos, Limón y Cartaginés deberán luchar a muerte por un cupo en semis

Por: Cristian Brenes 24 noviembre, 2015
Fabrizio Ronchetti (9), atacante del Cartaginés, dejó en el camino a defensores de Limón el pasado 4 de octubre en el Fello Meza, en un juego que finalizó con victoria para los brumosos 3 a 1. | MARCELA BERTOZZI
Fabrizio Ronchetti (9), atacante del Cartaginés, dejó en el camino a defensores de Limón el pasado 4 de octubre en el Fello Meza, en un juego que finalizó con victoria para los brumosos 3 a 1. | MARCELA BERTOZZI

Tres equipos tendrán una cacería a muerte, en el cierre del Torneo de Invierno, por una presa que al final de la fase regular solo podrá ser capturada por uno de los involucrados.

La lucha por dejarse un boleto a las semifinales se centra únicamente entre Santos, Limón y Cartaginés. Aunque Saprissa parece estar metido en este embrollo, los cinco partidos que los morados tienen pendientes, a diferencia de sus adversarios, hace que parezca imposible que se queden fuera.

Esta situación provoca que solo quede un cupo en el aire para tres clubes que intentarán sacar sus mejores armas y aplicar toda su astucia.

Si bien es cierto los santistas se ubican en la tercera casilla con 31 unidades, una más que los limonenses y dos por encima que los brumosos, parten con la desventaja de tener solo dos oportunidades más para meterse entre los cuatro mejores, mientras que sus dos adversarios contarán con tres.

Fallar ante Saprissa complicó todo para el equipo que dirige Johnny Chaves; así lo reconocen sus propios jugadores.

“Matemáticamente aún tenemos opciones de clasificar, aunque somos realistas y sabemos que ahora dependemos de otros equipos. Todavía tenemos chances y por eso no podemos bajar los brazos”, señaló el arquero del Santos, Marco Madrigal.

Por su parte, Limón es el único equipo que tiene su futuro en sus manos, ya que de ganar los tres coques que le restan llegaría a 39 unidades, cifra inalcanzable para los otros dos contendientes.

“Vemos favorable la clasificación. Somos los únicos que dependemos de nosotros mismos y por eso no nos preocupamos por nadie, ni pensamos en los demás”, afirmó el limonense Kendrick Pinnock.

Saprissa y la Liga serán electores directos para la Tromba y los blanquiazules, si se toma en cuenta que morados y manudos enfrentarán a estos dos clubes.

En las filas del equipo de la Vieja Metrópoli reconocen que el panorama luce gris, pero tienen con qué cazar su pase.

“Es claro que nos complicamos con la derrota en Liberia, sin embargo, estamos a pocos puntos del tercero. Nos quedan partidos difíciles, pero la clasificación aún está accesible”, afirmó el brumoso Alejandro Gómez.

La cacería está abierta para tres, pero solo uno alcanzará a su presa en diciembre.