La buena racha de victorias en el Invierno 2014 le permite ir probando cosas

Por: Gabriel Vargas B. 10 octubre, 2014

El delantero José Guillermo Ortiz (21) volvió al gol el miércoles anterior en Pérez Zeledón. En el festejo acompañó Jonathan McDonald. | RAFAEL PACHECO
El delantero José Guillermo Ortiz (21) volvió al gol el miércoles anterior en Pérez Zeledón. En el festejo acompañó Jonathan McDonald. | RAFAEL PACHECO

El buen momento de Alajuelense en el Torneo de Invierno 2014 le permite al técnico Óscar Ramírez mover aún más sus fichas.

El propio estratega manudo reconoció que dentro de lo proyectado a corto plazo el invicto en el torneo local le dan ese margen para desde ya ir pensando en el Cruz Azul mexicano, rival de los manudos en la Liga de Camepones de la Concacaf el próximo 21 de octubre.

Faltan 11 días para el vital choque contra el club azteca que determinará el futuro de ambos equipos en la Concachampions, no habrá más allá la noche de ese martes.

Aún así, el Machillo pretende ir a partir de ahora probar algunas cosas pensando en el Cruz Azul.

“Tenemos ciertos lapsos donde nos ponemos metas, estos tres últimos partidos eran importantes, eran tres salidas bravas ante Saprissa, Santos y Pérez Zeledón, nos propusimos hacerlo de buena forma y gracias a Dios se logra”, explicó Óscar Ramírez.

Antes de enfrentar al equipo mexicano, la Liga tiene tres juegos en el torneo nacional: Uruguay de Coronado y Herediano en casa, y una visita a Belén FC.

“Ahora visualizamos un poquito más allá, por ejemplo podemos visualizar el objetivo casi que más importante qiue es el tema de Concacaf... Estamos ahí sobre detallitos sin descuidar el torneo nacional”, dijo Ramírez.

Paralelo. Lo que sí dejó claro el timonel alajuelense es que, aunque ya tienen la mente puesta en Concachampions, no desean relajarse en el fútbol nacional.

“Esos detallitos son por ejemplo que ahora Cruz Azul se mete en la pelea y eso es emotivo, se vuelve más peligroso, todas esas cositas hay que estar encima y visualizando la parte de eso de los que están jugando”, explicó el Machillo.

Como es normal existen riesgos que se corren cuando se planifica el trabajo a corto plazo. Entre esas amenzas están las lesiones.

“ Ojalá no nos pasen cosas como ahora lo que nos pasó con Guzmán que venía con buen ritmo y tuvo un pinchazo ahí”, aseguró Ramírez.

Empero, el buen rendimiento de Alajuelense tienen más que contento al técnico erizo, quien destacó la buena labor de todos sus muchachos, en especial aquellos que llegan desde el banquillo a marcar diferencia en el marco rival.

“Eso es importantísimo. Como los digo yo a ellos, cada uno tiene su caracterísitica de acuerdo a las circunstancias del partido”, concluyó Óscar Ramírez.