Alajuelense es el equipo más goleador del torneo, Cartaginés el menos vencido

Por: Juan José Herrera Ch. 9 marzo, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Cartaginés y Alajuelense se verán hoy las caras, en el que quizás, será uno de los duelos más atractivos de toda la primera vuelta del Verano .

La artillería manuda, la más efectiva del certamen, se prepara para recibir a la muralla blanquiazul, la defensa menos vencida en toda esta primera vuelta.

La gramilla del estadio Morera Soto será testigo de ese duelo de poderes entre un conjunto local que viene en alzada, con seis fechas de no conocer la derrota y un delantero con gran olfato goleador; y un líder al que solo le queda un último rival con el cual probar su invicto.

En estas 10 jornadas el conjunto de la Vieja Metrópoli solo ha cedido cuatro tantos, todos en calidad de visitante y ante tres rivales bastante complicados: Pérez Zeledón, Saprissa (2) y Uruguay.

Después de ahí, su defensa ha sido por mucho la mejor entre los 12 equipos de la Primera División.

Y si a eso se le añade que, además, Cartaginés es el segundo en la lista de clubes más goleadores (17 dianas), se puede explicar fácilmente por qué ahora mismo cuida la cima con una amplia diferencia.

Hacia arriba. En el bando manudo el equipo de Manuel Keosseian también tienen razones para alardear, no por nada los erizos atraviesan el mejor momento en todo lo que va del torneo.

Su cuota goleadora va de la mano con sea seguidilla de seis partidos invictos, en los que han anotado nada menos que 17 de esos 18 goles que en total contabilizan.

Más importante aún, en todos esos seis compromisos ha aparecido su goleador, el hondureño Jerry Palacios, quien muy rápidamente demostró que se siente cómodo en el futbol costarricense.

Con el catracho en la cancha la Liga regresó a su antigua fórmula de futbol directo, que dejó de lado mucho de aquel toque que enamoró a unos y exasperó a otros.

Para manudos y brumosos el de hoy será un partido para enviar mensajes, y no solo entre sí, sino también al resto de la tabla.

La presión también es compartida, pues está claro que hoy se juega en Alajuela mucho más que solo tres puntos.

Para el líder la tarea será probarse a sí mismo qué también tiene los recursos para hacerle daño al campeón, porque aunque sus méritos han sido muchos, en la repisa de logros todavía falta esa medalla.

La Liga, en cambio, quiere triunfar donde ya todos los demás fallaron: en dejarse ese longevo invicto que exhibe el Cartaginés.

Sumar también es una obligación para ir asegurando su cupo en la zona de clasificación, y para demostrar que los tropiezos en el arranque ya son cosa del pasado.