Por: Cristian Brenes 11 enero, 2015

Kevin Vega tiene un secreto que le permite ser un lateral que pesa en el ataque y que sabe cómo terminar las jugadas.

En sus inicios como jugador se desempeñó como volante ofensivo; sin embargo, al llegar a la Primera División asumió el reto de convertirse en lateral, una posición donde destaca, ya que aprendió a marcar y cada vez que se incorpora al frente lleva peligro al área rival.

“Kevin tiene potencia y un ida y vuelta que es vital en los laterales. Además, es técnico, goza de una zurda educada y el que fuera volante le dio inteligencia en ofensiva para encarar, dar un buen pase o rematar”, afirma Johnny Chaves, técnico que lo hizo debutar en Primera.

Vega se acopló a su nuevo rol en el terreno de juego, no tiene problemas a la hora de defender y cumple de mitad de cancha hacia arriba, factores que hacen que otros clubes se interesen en él, según Bernald Mullins, quien lo dirigió en la Sub-17 de Cartaginés.

“Es muy versátil, sabe defender bien, es agresivo al marcar y busca presionar. Además, cuando va al ataque saca provecho de su velocidad, termina la jugada con un centro dirigido o un remate y eso es lo que buscan los técnicos”, aseguró Mullins.

Kevin cumple en la zaga, pero es un lateral que sabe atacar.