Timonel blanco dice querer seguir, pero sabe que su puesto depende de Directiva

Por: Cristian Brenes 14 mayo, 2015

La Juventus encendió la llama que hizo arder el infierno blanco en Madrid, tras conectar un zarpazo que no solo sacó a los merengues de la final de la Champions , sino que desestabilizó a Carlo Ancelotti del banquillo.

El atacante del Real Madrid, Cristiano Ronaldo (izq.), mostró toda su frustración ayer durante el juego en el que los merengues igualaron 1 a 1 ante la Juventus y quedaron eliminados de la Champions . | EFE
El atacante del Real Madrid, Cristiano Ronaldo (izq.), mostró toda su frustración ayer durante el juego en el que los merengues igualaron 1 a 1 ante la Juventus y quedaron eliminados de la Champions . | EFE

El dardo que clavó Álvaro Morata, para decretar el empate definitivo en la vuelta, tras el tanto de penal de Cristiano Ronaldo y el 2 a 1 en la ida, fue suficiente para agravar la crisis de un equipo merengue que se quedó con las manos vacías en un 2015 en el que no levantará ningún título.

Este balance es imperdonable para un plantel diseñado para ganar todo, pero que falló en la Copa del Rey, está a punto de dejar ir la Liga y no obtendrá la Orejona.

Esta sequía hizo que el mismo Ancelotti pusiera su puesto a disposición de la Directiva, sabedor de que en el Madrid es imperdonable fracasar, tomando en cuenta que en las 11 campañas en las que el club no ganó nada, desde 1989 a la fecha, el técnico salió.

“Me gustaría quedarme aquí, pero sé cómo es el fútbol y el club decidirá. Si el equipo está contento del trabajo que he hecho en dos años, se puede seguir, si no, tendrá que tomar una decisión”, señaló sin rodeos el estratega.

En el plantel defienden al timonel italiano y aseguran que una mala temporada no borra que con Carleto ganaron la Décima, la Copa, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

“Los números están ahí, son otros los que tienen que sacar conclusiones y valoraciones. Si el Real Madrid reinó en Europa, también fue por Carlo Ancelotti, pero no depende de nosotros que siga en el club”, mencionó el defensa Sergio Ramos.

Los futbolistas claman por la continuidad del técnico, sin embargo, la forma de operar de la dirigencia blanca parece ser muy firme y ante este tipo de ayuno en triunfos, la guillotina es el común denominador para el encargado de dirigir.

“Desde mi punto de vista, sí (debe seguir Carlo); es un ganador. Por mí, el míster seguiría con nosotros, es un grandísimo entrenador”, señaló Marcelo.

Ancelotti deberá esperar que se apague el fuego de crisis que los azota, en la que incluso está inmersa una división total con la afición, para conocer qué pasará con su futuro.

Sin embargo, si la tendencia se mantiene, los días del italiano en la capital española están contados, y eso lo tiene claro el D.T.