Por: Steven Oviedo 26 septiembre
Julio Cruz no tiene participación desde la 27 de agosto en la jornada seis del Apertura 2017 ante Cartaginés.
Julio Cruz no tiene participación desde la 27 de agosto en la jornada seis del Apertura 2017 ante Cartaginés.

El delantero mexicano del Club Sport Herediano Julio Cruz aseguró que atraviesa un momento complicado en su carrera deportiva, pues casi no ha tenido participación con el campeón nacional en la actual temporada.

El futbolista venía de anotar 11 goles con Belén FC en el Verano 2017 y en diez jornadas con el Herediano solo ha jugado 113 minutos, distribuidos en tres ingresos.

—¿Cómo toma la poca participación que ha tenido?

—Es por ahí un poco complicado, todo futbolista quiere estar dentro de la cancha y la falta de oportunidad si me ha dejado un poco pensativo, pero seguimos trabajando, sigo dando lo mejor de mí y el día que me ponga el entrenador voy a estar al 100% para tratar de hacer bien mi trabajo.

—¿Encuentra alguna explicación de su poca participación?

—Es una situación que me ha puesto a pensar mucho tiempo. Gracias a Dios estoy mejor físicamente que en el torneo pasado, me siento tácticamente mucho mejor; a pesar de que no hay explicación vamos a seguir trabajando para el día en que llegue esa oportunidad, porque sé que va a llegar para estar al 100% y demostrar que estoy para jugar.

—¿Siente que lo ha afectado tanta competencia de jugadores en Herediano?

—La verdad, desde que empecé en Monterrey he competido con grandes jugadores; en Monterrey me tocó competir con Rogelio Funes Mori y Aldo De Nigris. Siempre he tenido esa competencia y en Monterrey pude jugar, pude debutar y pude hacer gol. En cada club hay competencia, no sé si vaya por ahí, pero trataré de estar preparado para el día que me toque hacerlo de la mejor manera.

Los delanteros mexicanos Julio Cruz y Luis Ángel Landín trabajaron este jueves en al definición, con el asistente técnico del Herediano Minor Díaz.
Los delanteros mexicanos Julio Cruz y Luis Ángel Landín trabajaron este jueves en al definición, con el asistente técnico del Herediano Minor Díaz.

—¿Cómo maneja quedar fuera de las convocatorias?

—Es muy complicado, es muy triste, todo jugador quiere estar dentro de la cancha. De mi parte estoy tranquilo porque estoy dando lo mejor de mí.

—¿Lo animan sus compañeros?

—Los capitanes y la gente de experiencia -Landin, Azofeifa y Granados- siempre están al pendiente mío, hablándome constantemente que no deje de trabajar porque en cualquier momento me va a llegar la oportunidad y hay que estar preparado. Ellos han notado mi trabajo, han visto que lo he hecho bien y Dios mediante pueda tener esa oportunidad.

—Jafet Soto había mencionado que usted estaba pasado de peso. ¿Cúal es su estado físico?

—Se aclaró, yo no tengo ningún problema con el señor Jafet Soto, nuestra relación es muy buena, pero aclaré porque no sé si fue la entrevista de él o la prensa que malinterpretó, pero se habló de que yo llegué con seis kilos de más y que estaba mal físicamente, cuando la verdad es todo lo contrario. Traté de aclararlo para que no haya malentendidos y la gente que esté tranquila que estoy preparándome bien. Yo estoy apto para jugar, en el peso he bajado demasiados kilos, físicamente estoy mejor que el torneo pasado y a esperar la oportunidad.

—¿Es frustrante no jugar después del torneo pasado que tuvo?

—Si de repente uno se pone a pensar, llega a ser un poco frustrante, pero soy un chico de mucha fe y cada día entregarme al 100% para que el técnico me de esa oportunidad.

—¿Se arrepiente de haber llegado al Herediano?

—Arrepentirme, nunca; yo llegué y sigo con mucha ilusión de poder ayudar al equipo con muchos goles. La verdad es un equipo muy lindo una institución muy grande y sigo con esa hambre. El abandonar es de cobardes y yo voy a luchar hasta que pueda cumplir a lo que vine.

—¿Qué le pide el cuerpo técnico?

—Al principio, el entrenador me vio condiciones jugando por fuera, pero mi posición es centro delantero y en cada entrenamiento me ha tocado jugar ahí y lo he hecho bien.

—¿Está acoplado al país?

—Es un país muy lindo que me ha tratado muy bien, con la gente no he tenido problemas. Viene mi familia en estos días y muy cómodo, espero estar mucho tiempo acá y poder hacer las cosas bien.

—¿Su familia se vio afectada por el terremoto en México?

—No, gracias a Dios, no. Al que le tocó más fuerte fue a mi hermano menor; él juega con los Pumas de la UNAM y lo agarró entrenando, pero no hubo consecuencias y gracias a Dios, todos bien.

Etiquetado como: