Julián Solano

Por: Juan José Herrera Ch. 27 septiembre, 2014

ARCHIVO
ARCHIVO

¿Cómo toma su llegada a la presidencia de la Unafut?

Tranquilo, yo regreso con la promesa de que va a existir un compromiso de todos los que estamos involucrados en la Unafut. Los primeros tres meses mi compromiso está en hacer un diagnóstico detallado de qué ha sido Unafut en estos 15 años: aciertos, logros, errores, obstáculos... Voy a ver el tema de ligas menores, desarrollo, planes colectivos de mercadeo y, por supuesto, fomentar un campeonato donde los 12 equipos tengan certeza de la equidad en todas las áreas.

¿Cómo se mete su nombre a la lista de candidatos y qué tanto le sorprendió ese llamado?

Desde principios de semana algunos presidentes encabezados por don Olman Vega (Belén) consideraron que yo podía regresar a la presidencia de la Unafut, yo les dije que estaba bien siempre y cuando existiera ese compromiso. En realidad en otras oportunidades, en años anteriores, había sido tomado en cuenta por algunos presidentes, pero por asuntos personales no lo vi propicio; sin embargo, en esta ocasión tal vez me tomó por sorpresa porque habían muchas personas capaces, pero le dije a don Olman que si existía ese compromiso de parte de todos por crecer como Unafut tenía mi apoyo.

Otros presidentes han tenido esa promesa y terminan por salir antes de tiempo. ¿No ve esa inestabilidad como una amenaza?

Claro, y sigue siendo una amenaza, eso no lo podemos ocultar. La historia dice que el puesto es inestable. En mi caso yo cumplí dos años de presidencia porque ese fue el período que dije que podía hacerlo (2001); sin embargo, desde ese momento todos los presidentes tuvieron esa amenaza sobre ellos... Yo el mensaje que estoy dando es que quiero intentarlo y ver qué pasa, soy proactivo y quiero intentar lograr una unidad de trabajo, le digo a todos que me dejen intentarlo porque espero lograrlo, pero quiero dejar claro que si no se logra no será por falta de mis esfuerzos.

¿La unanimidad con la que llega es una esperanza en esa tarea?

No lo sé, pero por lo menos el que haya sido por unanimidad le garantiza a uno que se puede trabajar con todos. Es claro que la actividad futbolística, al ser algo competitivo, tiene intereses contrapuestos, eso no se puede negar. Entendemos que todo equipo tiene un interés particular por ser campeón, pero el discurso que estamos poniendo es que hay intereses comunes y colectivos también y que el desarrollo de la Unafut no puede ser solo el desarrollo del campeonato, hay que ir más allá y en eso vamos a tener que sacrificar intereses particulares.

¿El resto del consejo director llega con su bendición?

Aquí debo aclarar que no los impuse, pero sí sabía de las personas que iban a estar y es con muchas con las que hemos coincidido en diferentes puestos a lo largo del camino, son personas con las que no tengo duda que se puede trabajar.

Su elección es por 11 meses nada más. ¿Su plan es buscar la reelección luego de eso entonces?

Yo le dije a los presidentes que iba a trabajar en dos etapas y la primera son esos tres meses de diagnóstico, luego de ahí vendría el plan de desarrollo y si a partir de ahí hay un compromiso de trabajo de parte de la mayoría, seguiremos hasta donde nos den la confianza.

¿Qué pasa si después de esos tres meses no ve ese compromiso? ¿Renunciaría su consejo?

No podría decir que va a pasar con los compañeros, pero si yo no veo ese compromiso no le vería ningún sentido a continuar.