El abogado fue elegido de manera unánime para tomar las riendas de la liga

Por: Juan José Herrera Ch. 27 septiembre, 2014

Julián Solano llegó ayer a la silla grande de la Unafut con la tarea clara de unificar a una liga en la que desde hace muchos años no se escuchaba la palabra consenso.

Su elección, precedida por una decisión unánime que sorprendió dado el historial del ente, es un signo alentador para este abogado que por segunda vez en su carrera tomará las riendas del fútbol de la Primera División (estuvo en 2001).

Solano, quien asumirá el cargo oficialmente el próximo 2 de octubre, aterriza para poner orden a un gremio que hace apenas unas semanas forzó la renuncia en pleno del antiguo consejo director, encabezado por Osvaldo Pandolfo, quien denunció la división que existe y que Solano tendrá como reto inmediato erradicar.

“Son muchos retos, el lógico, sin duda, es mejorar el campeonato nacional, el tema de las programaciones por ejemplo, que se pueda sacar el torneo como debe ser. También está la consolidación de un proyecto, darle fondos y estabilidad a la liga y por último y muy importante es el fortalecer la unión de los 12 clubes”, manifestó el presidente de la UCR, Luis Gamboa.

Para todo eso, junto a Solano y también de manera unánime, los 12 representantes de clubes de la Primera eligieron a Froylán Alvarado como vicepresidente, Salvador López en calidad de secretario, Guillermo Carazo para tesorero y Allan Artavia como director, todos figuras del nuevo consejo.

“Los 12 clubes armoniosamente estuvimos de acuerdo tanto en el tema de presidente como en el consejo, eso es de alabarse. En esta elección privó el diálogo y la comprensión de todos los asambleístas en la importancia de esta decisión consensuada, así que solo podemos estar muy satisfechos con los resultados que se obtuvieron”, aseguró Gilbert Fernández, presidente de Pérez Zeledón y ayer vocero de la Asamblea de representantes.

Gilbert Fernández (izq.), Orlando Moreira (centro) y Juan Carlos Rojas (der.) fueron parte de los dirigentes que eligieron a Solano ayer. | JONATHAN JIMÉNEZ
Gilbert Fernández (izq.), Orlando Moreira (centro) y Juan Carlos Rojas (der.) fueron parte de los dirigentes que eligieron a Solano ayer. | JONATHAN JIMÉNEZ

Hombre de fútbol. Entre los requisitos que los dirigentes de clubes trazaron para el cargo estaba de primero el conocimiento y participación que se tuviera en el fútbol costarricense, una parte que Julián Solano cumple con creces.

El nombre del licenciado se liga al deporte nacional desde 1975 cuando fue miembro del Comité de Deportes de Paracito. Desde entonces ocupó puestos en Herediano, la misma Unafut y la Fedefútbol, donde incluso hoy se desempeña como miembro de la comisión disciplinaria de ese organismo rector.

Eso último también pesó en la elección de Solano para el puesto, porque estrechar lazos con el ente federativo es un pendiente de la Unafut desde hace mucho tiempo.

El nuevo jerarca aseguró que su llegada está sujeta precisamente al compromiso de todos los involucrados por “trabajar y permitirle trabajar” en el mejoramiento de la liga y un proyecto a largo plazo.

Para ello deberá demostrar, en estos 11 meses para los que fue nombrado, que tiene la capacidad de mantener ese consenso que ayer logró, y entonces sí, apostarle a cuatro años más en el puesto.

Etiquetado como: