Hanzell Arauz y Carlos Saucedo saben que el equipo de Belén estuvo cerca de igualar el marcador.

Por: German Matamoros S. 25 febrero, 2014
Michael Barquero sufre la presión de un jugador belemita en el triunfo morado, 1-2, ante el cuadro herediano.
Michael Barquero sufre la presión de un jugador belemita en el triunfo morado, 1-2, ante el cuadro herediano.

Los jugadores del Saprissa admitieron, tras vencer 1-2 al Belén por la jornada 10 del Torneo de Verano 2014, que el rendimiento durante el partido no fue regular y que su rival pudo haber empatado.

"Gracias a Dios sacamos los tres puntos, pero quizas ante otro rival no sepamos lo que pueda suceder bajo esta condición. Tenemos que sacar provecho de las opciones, aunque a veces se juega lindo y se pierde, y la gente solo se acuerda del resultado", apuntó Hanzell Aruaz, anotador del primer gol.

El delantero añadió que les pesó la parte física al haber tenido solo 48 horas de recuperación después del clásico del domingo ante Alajuelense.

Por su parte, el boliviano Carlos Saucedo se lamentó por no haber marcado en el encuentro, a pesar de contar con dos oportunidades bastante claras.

"El arquero (Erick Sánchez) estuvo muy bien, pero sé que me retrasé en la definición. Esto es futbol y a veces no se puede, por eso esperaré la revancha".