Integrantes del Team sirivieron los alimentos, se tomaron fotografías y compartieron con 200 pequeños

Por: Juan Diego Villarreal 26 abril, 2016

Los jugadores del Herediano dejaron este martes en la mañana sus uniformes en el estadio Eladio Rosabal Cordero y sacaron un rato en su preparación para las semifinales del Torneo de Verano ante Belén, que arrancan el próximo domingo, para compartir y servirle el almuerzo a 200 niños de La Cuenca Norte, de Guararí de Heredia.

Yendrick Ruiz, Víctor Mambo Núñez, José Sánchez, Daniel Cambronero, José Miguel Cubero y Leonardo González demostraron su habilidad con el azafate repartiendo los platos de arroz con atún, mientras Allan Miranda, Pablo Salazar y el guardameta Leonel Moreira les dieron los refrescos a los pequeños.

La iniciativa del Proyecto de Sonrisas de Esperanza junto a Alimentos Calvo fue darle un día diferente a los niños en riesgo social, quienes compartieron con los integrantes del Team y disfrutaron de una serie de actividades en un día diferente.

"Es una bonita oportunidad, me siento feliz de la vida de poder compartir con estos niños, quienes están en una situación difícil. La idea es que ellos disfruten, compartan con otros y llevarles un poco de alegría a sus vidas, además de que almuercen de una forma distinta", comentó el arquero Moreira.

Por su parte, Yendrick Ruiz indicó que compartir con los pequeños los llena de motivación para enfrentar la serie ante los belemitas.

"Es bonito ver y escuchar a los chiquitos riéndose. A uno le llena de motivación que nos alienten y nos digan que vamos a ser campeones. En estas actividades lo que tratamos es de incentivar a los niños para que tengan esperanza de salir adelante pese a las dificultades y limitaciones con que cuentan, porque aquí pueden estar los futuros jugadores del Herediano", observó Ruiz.

Los pequeños aprovecharon para tomarse fotografías con los jugadores florenses, pedirles autógrafos y jugar en las diferentes actividades que se organizaron.