Por: Daniel Jiménez 14 diciembre, 2015

Los florenses ingresaron al vestuario gritando improperios, indignados con las decisiones arbitrales y pidiendo que el cuerpo de silbateros liderado por el central Ricardo Montero nunca más les vuelva a pitar.

La furia fue total en el vestuario rojiamarillo luego del cotejo, aseguran que el línea Christian Foster se equivocó al validar como gol un remate del volante morado Marvin Angulo que no superó la línea de cal.

En la acción, el arquero Leonel Moreira suelta la redonda, pero reacciona rápido para evitar que ingrese a su portería.

Pese a los fuertes reclamos, Foster avaló la jugada.

“Saprissa hizo un buen partido pero no necesita que le regalen nada. Le dije al línea que lo iban a castigar porque no entró la bola, pero ellos son muy localistas”, afirmó el mediocampista herediano Rándall Azofeifa.

“Es fácil, ahí está la repetición de la jugada y no fue gol. ¡No entiendo cómo los árbitros regalan las cosas así!”, añadió Moreira.

También reclamaron a Montero por pitar una falta de Allan Miranda sobre Deyver Vega que, según ellos, no existía y que Marvin Angulo mandó al fondo de la red con un buen cobro de tiro libre, ante la complicidad de Moreira, que estaba mal ubicado.

“Tengo un colerón y mucha rabia. Son dos goles inexplicables y ojalá sancionen unos siete meses a ese árbitro porque es un descaro lo que hizo”, aseguró el volante Yosimar Arias.

Mientras, Johan Condega le pidió a la directiva rojiamarilla que solicite la suspensión de por vida de este cuerpo de silbateros para los partidos de Herediano.

“La pelota no entra en el tercer gol, ojalá que la dirigencia nuestra pida que este árbitro no nos vuelva a pitar nunca más un compromiso”, recalcó el volante.

Mientras, el atacante Cristhian Lagos también mostró su descontento, pero aseguró que el equipo debe levantarse y buscar la remontada en su casa.

“La molestia es grande pero aquí hay líderes que tenemos que levantar a los jóvenes para ganar la vuelta”, concluyó Lagos.

Etiquetado como: