Por: Cristian Brenes 14 marzo
El brumoso Hernán Fener (centro) disputa el balón con Bryan Vega de la UCR, el domingo. Atrás, Rándall Chiqui Brenes. | JOHN DURÁN
El brumoso Hernán Fener (centro) disputa el balón con Bryan Vega de la UCR, el domingo. Atrás, Rándall Chiqui Brenes. | JOHN DURÁN

Cartaginés tuvo una oportunidad de oro para acercarse a los puestos de clasificación el domingo, pero la dejó ir.

Los brumosos no encuentran explicaciones a lo que viven en este Torneo de Verano, que se ejemplifica con el juego ante la UCR, en que empataron 1-1 en el Fello Meza.

El volante Michael Barrantes dice que no tienen respuestas a lo sucedido.

“Llegamos, nos llegan y nos anotan; tenemos el control del partido, perdemos el control del partido. No sé qué decir, no sé qué va a pasar, estamos trabajando a consciencia, por tramos nos sale todo, por otros no. Es un tema muy complicado, no queda más que levantar la cabeza”, expresó Barrantes.

Según el exmundialista de Brasil 2014, el certamen está muy cerrado y no pueden perder puntos como anteayer, cuando la U les empató con un autogol de Rándall Alvarado.

De hecho, Barrantes dijo que el domingo tienen un duelo crucial en casa, ante Alajuelense, en el que no pueden caer.

“No sabemos qué está pasando, son situaciones que se nos presentan y ante la adversidad deben salir los hombres y sacar el barco a flote”, mencionó.

Por su parte, Rándall Chiqui Brenes describió las sensaciones que viven.

“Uno quiere ganar y puntuar de tres para darle una alegría al grupo y a la familia, pero cuando no se logra, hay frustración y un sinsabor de que era importante sacar los tres puntos en disputa.

”Son cuatro puntos para estar en la zona de clasificación, está cerca, pero ante la UCR era una oportunidad vital para acortar la distancia”, dijo.

Los centenarios tienen 21 unidades y se colocan en la sétima casilla, a cuatro de Santos de Guápiles, que es cuarto lugar.

Alajuelense es una amenaza, pues suma 19 puntos luego de su victoria del sábado ante Pérez Zeledón, por 2-0.

A los blanquiazules les quedan seis partidos, tres en casa y tres de visita.

En el Fello reciben a la Liga, Pérez Zeledón y Belén, mientras que las visitas son a Liberia, Herediano y Guápiles.

Sin margen. El delantero Hernán Fener considera que no tienen permiso de fallar más, si desean alcanzar el objetivo de clasificar a la otra ronda.

No obstante, también cree que una victoria ante los rojinegros, el domingo a las 2:30 p. m., les serviría de impulso.

“Como es un torneo tan irregular, todavía tenemos posibilidades. Estamos a cuatro puntos de la zona de clasificación. Vamos a preparar el partido contra la Liga para dejarnos los tres puntos en casa”, externó.

Michael Barrantes tiene un criterio similar.

“Los otros pueden tener una racha negativa y nosotros una positiva, aunque el tema es complejo porque el equipo que logre ganar dos partidos, clasifica”, advirtió.