"Lo que uno le dice (a Henry Bejarano) es que todos le hablan de esa manera y uno no entiende por qué contra McDonald sí se sacan las tarjetas", manifestó el capitán de la Liga, José Andrés Salvatierra

Por: Fanny Tayver Marín 23 octubre
En la Liga consideran que la expulsión de Jonathan McDonald fue muy drástica.
En la Liga consideran que la expulsión de Jonathan McDonald fue muy drástica.

Jonathan McDonald optó por guardar silencio tras la expulsión que sufrió el sábado ante Herediano, pero quienes sí hablaron fueron sus compañeros.

Henry Bejarano le sacó dos amarillas al atacante por reclamos al cierre del primer tiempo.

Antes de marcharse al descanso, el capitán de Alajuelense, José Andrés Salvatierra se acercó al silbatero para dejarle ver su molestia por la decisión que tomó.

"Lo que uno le dice es que todos le hablan de esa manera y uno no entiende por qué contra McDonald sí se sacan las tarjetas. Entonces uno no entiende, pero hay que respetar y acatar porque él es el que manda en el partido y al final creo que el equipo a pesar de esa baja siguió luchando", comentó el lateral derecho.

José Luis Cordero no quiso emitir criterio sobre la actuación de Bejarano: "Yo no voy a hablar más de eso porque después me meto en una bronca".

Sin embargo, el volante contó que "Mac estaba muy golpeado, me parece que fue injusta la expulsión, pero como todos, él es una persona de sangre caliente. Hay que respaldarlo y ayudarlo a salir de esto".

Otro futbolista manudo que mostró su disconformidad fue Allen Guevara, al señalar: "No hay frustración, pero sí un poco de impotencia porque hicimos un juego inteligente. Podíamos ganar, pero el árbitro pita unas cosas que en otros lados no las pitan; pero eso ya es cosa de él".

Al consultársele a Guevara sobre la jugada reclamada por los liguistas como penal en su contra, dijo: "Yo quise desbordar, tiré la bola larga, sentí que me tocó el pie y yo creo que sí fue penal".

Esa acción polémica desató la ira de la directiva rojinegra y por Fernando Ocampo anunció que solicitará una reunión con la Comisión de Arbitraje.

Otro futbolista que alzó la voz fue Kenner Gutiérrez, porque para él, hubo decisiones que influyeron en el marcador final de 3-2.

"Difícil, porque vinimos a hacer un buen encuentro, creo que antes de la expulsión la Liga estaba asumiendo el rol del partido, por ahí nos encontramos un gol y creo que es bastante positivo. Me voy con la actitud del grupo en el segundo tiempo", indicó el defensor.

Y agregó: "Pese a tener diez creo que aguantamos lo suficiente, más bien tuvimos para poder concretar y lamentablemente esto es de goles y si uno no las mete, las ve hacer. Eso fue lo que nos pasó y tuvimos por lo menos dos claras para anotar e ir con el marcador arriba y no fue así. Ellos aprovecharon la última jugada".

Según Gutiérrez, la situación amerita que se rompa el silencio que siempre guardan por temor a sanciones.

"No quería tocar el tema, pero no lo voy a esconder; es propiamente Henry (Bejarano). Si usted habla de los árbitros te castigan, pero es muy evidente. Todos le alzan la voz, todos le gritan y no pasa nada, McDonald le dice algo, lo encara y se va con la tarjeta amarilla y se vuelve loco", afirmó.

"Si tratara a todos como a McDonald creo que habría más de un expulsado. Yo le dije que sea parejo, que por qué solo a Jonathan. ¿Tiene algo con él? Porque todos le gritan. Creo que McDonald estaba enojado porque Bejarano no pitaba faltas evidentes", recalcó.

En la Liga esperan noticias y confían en que su hombre más regular del Apertura solo se pierda el juego de este martes contra Guadalupe en el Morera Soto, pues por acumulación de amarillas el castigo es un partido.

Sin embargo, depende de lo que diga el reporte de Henry Bejarano.

En caso de que lo sancionen con más de una fecha, el goleador manudo se perdería el clásico del próximo domingo en San Juan de Tibás contra Saprissa.

Del archivo: