Juan Carlos Rojas

Por: Johan Umaña V. 13 septiembre, 2014

Después de semanas de intentar pactar una entrevista, el presidente del Saprissa, Juan Carlos Rojas, recibió a La Nación en su oficina, en Avenida Escazú. La cancha, los refuerzos para el torneo y otros tantos temas de la actualidad morada estuvieron sobre la mesa.

¿Qué es lo que pasa con la cancha del Estadio Saprissa?

Del detalle no puedo hablar mucho porque va a haber un proceso legal e inclusive nuestros abogados me han dicho que no es un tema que me pueda referir en detalle. Pero puedo repetir lo que dijimos en el comunicado de prensa y es que después del evento Monster Jam, que fue a finales de mayo, lo que sucedió por un tema de descuido o negligencia en cuanto a como se debía proteger la gramilla, y eso era responsabilidad de Monster Jam. La cancha sufrió daños, y si bien esos daños no impiden que se juegue fútbol, sí desmejoran tremendamente la calidad de una gramilla que es de primer nivel (...).

Nosotros en Saprissa queremos una cancha de primer nivel, que venga alineado con los intereses del club y por eso no nos queda otra más que hacer un cambio de la cancha ante los daños sufridos. Lo vimos en directiva, obviamente pudimos haber puesto una alfombra nueva y eso también era una posibilidad, pero desde que pusimos la alfombra actual ya aspirabamos a una cancha natural (...).

Si bien se puede jugar perfectamente en una cancha sintética, lo ideal es una cancha natural de primerísimo nivel, siempre y cuando un club tenga un lugar donde entrenar, porque una cancha natural no aguanta más de 15 horas por semana de uso. Acompañado a esa decisión viene el complejo de entrenamiento que tenemos en Belén.

¿El daño es en la alfombra o en los drenajes?

Es en la alfombra, el tema de los drenajes era de previo. Saprissa justamente en este receso entre torneos iba a corregir los daños en los drenajes y fue a raíz de esto que no se pudo (...). La decisión de gramilla natural no tiene nada que ver con los drenajes (...).

El tema de los drenajes es muy claro cuál es el arreglo al tema de los drenajes, sea para cancha natural o artificial, entonces la decisión de irnos a cancha natural es absolutamente independiente a los drenajes.

Lo que sí sucede es que a raíz de los daños del Monster Jam y los procesos de peritaje, legales, etc., a la cancha no se le podía hacer ningún tipo de trabajo por más de dos meses. Entonces ya en el momento que terminan esos procesos, ya era muy tarde para nosotros proceder a arreglar los drenajes, porque tendríamos que habernos quedado sin estadio por todo este torneo. Nosotros preferimos el riesgo de algún tipo de inundación, y tomar las medidas del caso a tener que jugar todo el torneo afuera del Saprissa, lo cual tiene efectos para nuestros palcohambientes, y ni se diga de un efecto deportivo. Ese es el panorama de lo que sucedió en la cancha.

¿La cancha tiene riesgo de inundaciones?

Sí, si vienen las lluvias muy fuertes, puede inundarse.

¿Por eso la Concacaf se juega en el Nacional?

Efectivamente. Contra el Real Estelí se tomó la decisión de jugar en el Nacional, contra el Kansas City vamos a ver la decisión que se tome, pero es probable que se juegue también en el Nacional.

¿Es cierto que las sanciones de Concacaf son demasiado altas como para tomar el triesgo de jugar en el Saprissa?

No sé, no sabría decirle pero hay diferentes elementos de calidad, del tipo de cancha que tiene que haber, de estándares y hay temas de imagen para el Deportivo Saprissa. Y ante una serie de elementos para un torneo como el de Concacaf, lastimosamente por lo sucedido en Monster Jam, no nos quedó otra que usar el Nacional.

¿Los trabajos inician hasta mediados del 2015, no se puede hacer nada antes?

Es que cambiar toda esa gramilla no dura menos de tres meses. No queremos... Ya hubo un daño serio a la imagen de Saprissa y a la cancha, pero no queremos además que el arreglo al daño nos deje sin estadio y le quite la afición la posibilidad de ir al Ricardo Saprissa por un torneo completo.

¿Qué tan grave es el problema del drenaje? ¿Están seguros de que ahora sí se solucionará?

Indistintamente de entrar en detalle de cuál es el problema específico de ahora, cuando vayamos a instalar la natural va a haber un cambio total, porque la sub-base abajo de la alfombra es diferente a la de gramilla natural. Digamos que el cambio sería total, no es que va a haber un arreglo a drenajes, es que habrá cambio total del material que va debajo del zacate natural.

Indistintamente de eso, ya se tenía identificado cuál es el tema y si hubiéramos tenido que hacer un arreglo para seguir jugando en alfombra, también se habría hecho. Pero en el caso del zacate natural, no es solo cambiar la alfombra por el zacate, es que también abajo de eso se cambia todo el material.

¿El problema se solucionará totalmente?

Absolutamente, digamos que sería exactamente el mismo tipo de solución, por ponerlo así, o de diseño que tiene el Estadio Nacional, que es una cancha que indistintamente del aguacero, al tener una base de 20 o 25 centímetros de arena lavada de río, el agua pasa absolutamente directo, y no hay acumulación de agua.

¿Podemos hablar del monto de la inversión que significa pasar a gramilla natural?

Todavía no, porque estamos con todos los expertos viendo cada uno de los elementos, la semilla que se tiene que traer, y terminando detalles finales, eso no se ha visto con todo el detalle en junta directiva. Pero no es poco dinero.

¿Qué facilidades y de cuánto es la inversión en el centro deportivo en Belén?

Ya tenemos ese centro que tiene una una infraestructura muy interesante, cuenta con oficinas, cuenta con una cancha de fútbol cinco bajo techo, cuenta con piscina, con áreas verdes recreativas, dos canchas de fútbol, una grande y una de fútbol nueve. La idea es buscar expandirlo para que haya otra cancha y que las canchas que hay tengan todas iluminación. Además la construcción de camerinos, de facilidades adicionales, para que pueda albergar no solo las divisiones menores, sino también la Primera División. Instalar la gramilla natural, como le digo una gramilla natural de primer nivel no debería usarse más de 15 horas por semana y eso hace que la Primera División tenga que estar albergada allá en el Centro de Entrenamiento Saprissa. Entonces, también que haya un gimnasio, haya una clínica... Todas las facilidades que hay en el estadio hoy tienen que estar debidamente instaladas en el centro de entrenamiento.

¿Qué tan alta es esa inversión?

Son cientos de miles de dólares que se estaría invirtiendo, vamos a ver el diseño final pero sí es alto.

¿De dónde van a tomar nuevos ingresos para mantener toda esa inversión?

Se mete dentro del presupuesto, se tiene que socar las tuercas o reasignar algunas inversiones para que esto se pueda dar. No es que las cosas son automáticas, o que los recursos sobra. Pero ahí es donde una junta directiva muy profesional y seria, como la que tiene el Deportivo Saprissa, con una administración de primerísimo nivel, hace su trabajo para ver como Saprissa enfrenta estas inversiones para el próximo año. Al igual que el año pasado enfrentó inversiones que al principio no estaban presupuestadas porque no íbamos a ser sede del Mundial y cuando ya se tomó la determinación de ser sede y se invirtió al final casi $3 millones en el estadio. Como le digo Saprissa viene creciendo a nivel de ingresos y de utilidades, así que financieramente es una empresa más sólida, más grande, y bueno desde ese punto de vista no me cabe la menor duda que se le puede hacer frente y se les va a hacer frente.

¿La gramilla natural les va a reducir el ingreso por eventos?

No necesariamente, vea el Estadio Nacional, también se hacen conciertos, o estadios alrededor del mundo, en césped natural bien protegido también se pueden hacer conciertos. No es que eso se tenga que eliminar, pero bueno el negocio nuestro es fútbol.

¿Pero si baja el alquiler de la cancha para partidos?

Eso es ínfimo y de hecho ya lo hemos reducido muchísimo desde la instalación de la gramilla pasada.

¿Cómo estuvo el tema de Randall Azofeifa?

Yo no los voy a individualizar, no voy a entrar un tema de nombres y apellidos, Saprissa tiene un estilo de no entrar a comentar situaciones particulares, si se dieron o no se dieron.

Lo que le digo es que primero hubo un tema de si estaba entrenando. Eso, nosotros tenemos una política de que el Estadio Saprissa es casa de cualquier saprissista que quiera llegar a entrenar. No es la primera vez ni será la última vez que suceda, aquí han pasado a entrenar muchos jugadores que para mantenerse en forma nos solicitan eso. Tal vez antes no se le había dado tanta cobertura, por la situación particular de Randall, eso siempre sucede y va a seguir sucediendo independientemente de que se haya creado un poco de controversia hacia mi, o a nosotros en Saprissa, un exjugador de Saprissa nos pide que quiere entrenar, esa es política definida de puertas abiertas. El que quiera venir, mantenerse en forma, ahí va a estar, es clarísimo y extensivo a cualquier exsaprissista.

A la afición le encanta el tema de fichajes, pero siempre lo he dicho, el título no se gana en la pretemporada. A nosotros ya nos había pasado antes que habíamos hecho varios fichajes y todo el mundo se ilusiona, pero después no se obtiene el título. Claro, no es ni una ni otra, uno lo que tiene que ver es cuál es el equipo que tiene, cuál es el proceso que trae y hay decisiones que uno toma con miras a cumplir una serie de objetivos del club (...).

Entre esos objetivos el primero es alcanzar el bicampeonato, está pasar a la siguiente etapa de Concacaf. Está también continuar dándole un espaldarazo a nuestras divisiones menores. El Saprissa invierte más de $1 millón en divisiones menores, es más, yo escucho que ha habido mucha crítica, en general, no al Saprissa, que aquí los equipos no apoyan a los jóvenes (...).

Entonces, y cuando nosotros lo hacemos también hay críticas de otra gente, que porque no traen a jugadores de afuera o jugadores ya con experiencia, bueno, porque tenemos que balancear también el tema que hacemos grandes inversiones en divisiones menores justamente para darle chance a los David Ramírez, a los Yeltsin Tejeda, y esos que están ahí tienen que crecer y pensar que nosotros los apoyamos y que va a haber oportunidad para las futuras figuras del fútbol nacional de surgir en Saprissa.

Nosotros creemos en ellos y además creemos en los jugadores que tenemos, porque, repito, el título, por más bonito que sea el tema de fichajes para vender periódicos y también vender camisas, pero nosotros si algo tenemos claro es que, obviamente el fútbol es un deporte colectivo y no de individualidades, entonces se necesitan jugadores de mucha calidad pero trabajados colectivamente, y eso solo se da con un proceso.

Dichosamente hubo una gran estabilidad de la planilla del equipo que fue campeón. Si hubo algunas salidas, totalmente previstas como la de Yeltsin Tejeda que más bien por dicha lo pudimos tener un torneo más, y eso mostró un gran compromiso por parte de Yeltsin y por parte del Saprissa para no venderlo antes. al vez la única salida que sí no fue prevista fue la de Kendall Waston, aparte de eso todo se tenía previsto y planificado y creemos en el proceso que traemos y que ese proceso le da estabilidad al equipo campeón nacional. Ante la salida de Kendall si nos movimos para traer a Alex Robinson que es un gran líder, había sido capitán antes de irse y estamos muy contentos en poder obtener un reemplazo para Kendall.

DIANA MÉNDEZ
DIANA MÉNDEZ

¿No hay una contradicción con lo que pasó hace seis meses?

Tiene toda la razón y hace seis meses era un contexto un poco diferente. No siempre el contexto va a ser el mismo. Hace seis meses no éramos campeones nacionales, se hizo una apuesta fuerte a complementar la juventud que teníamos del equipo con jugadores de experiencia que se trajeron, y de esos jugadores de experiencia que ya se trajeron hace seis meses, todos menos Luis Michel están en el equipo. Y los jugadores que eran jóvenes, ya tienen un torneo más. Además, todavía son jóvenes, pero ya tienen un título en su currículum.

Son jugadores como Juan Bustos Golobio que me alegra tremendamente que esté en la Selección. Entonces, no es que cada seis meses tenemos que estar haciendo eso, si cada seis meses traemos a cinco jugadores de experiencia, al cabo de cuatro torneos ya son todos de experiencia y ya no hay chiquillos. Lo que se hizo hace seis meses sentímos que era lo correcto para balancear un proceso que había estado sobrecargado hacia la juventud, lo balanceamos con experiencia, nos dio ese resultado y ahora esa mezcla y balance continúa. Ya no hay la misma necesidad de seguir sobre esa línea y ahora podemos de una manera más balanceada seguir con el proceso que tenemos.

¿Porqué surge esta problemática con el tema de Azofeifa y Christian Bolaños?

Le digo una cosa, yo no... Lo que voy a decir del tema es que Randall y Christian son jugadores de muy buen nivel, les deseamos lo mejor (...). En otro momento y bajo otro contexto y si hubiera habido, dependiendo de la necesidad particular, al mejor las cosas habrían sido diferentes. Yo obviamente dejo las puertas abiertas para que jugadores de afuera o ellos mismos puedan volver, no es que ya le cerramos las puertas a cualquier jugador de afuera. Es que en este momento hay un contexto y un proceso que se trae. En el caso de Christian, en esa posición él es muy buen jugador, pero nosotros confiamos en los que están en esa posición y está lleno de jugadores de gran talento como un Deyver Vega que es un joven de gran proyección, David Ramírez que está jugando por la banda (...). obviamente un Hansell Arauz que se trajo, Daniel Colindres, ahora regresa Mynor Escoe... Si hubiéramos traído a Christian alguno de esos jugadores estaría en la gradería y son jugadores que han venido en el proceso, que son de calidad, que tienen un gran compromiso con Saprissa (...). Si nosotros todo lo que hacemos es fichar y fichar, ¿entonces para qué tener divisiones menores?

¿Está cerrada la planilla?

Sí, está totalmente cerrado como dijimos en su momento.

Jeaustin Campos dijo que se valoraría la posibilidad de llenar el campo de David Guzmán.

La lesión por dicha no es que va a estar fuera la mayoría del torneo, en cuestión de semanas va a estar de regreso. Al final no fue tan seria, aunque se le hizo una artroscopia para asegurarnos del tema del menisco, pero además coincidió con el parón de 15 días así que va a estar fuera tal vez cuatro semanas, pero va a estar para el cierre del torneo.