Mediocampista dice que de ahora en adelante intentará jugar con tenis

Por: Miguel Calderón S. 27 septiembre, 2015

En febrero anterior, el volante morado Juan Bustos Golobio sufrió tres lesiones simultáneas: ruptura de menisco, de ligamento cruzado y desgarro.

El mediocampista de la S se perdió así el torneo de Verano 2015, un eventual llamado a la Selección Nacional y una posible oferta del exterior.

El tibaseño reconoce que le quedó cierto temor y respeto a las canchas sintéticas.

“Siempre que he vivido algo duro lo he podido superar. Estaré bien, si Dios quiere. No le voy a negar que todo esto ha sido duro para mí, estar casi todo el año fuera y no poder ayudar a mi equipo ni ser tomado en cuenta en Selección Nacional”, valoró.

El futbolista confesó que de ahora en adelante intentará jugar en tenis, en los campos que no son naturales.

“Temor del todo no, pero sí hay tema complejo con las canchas sintéticas, creo que voy a jugar con tenis de ahora en adelante, al menos en los entrenamientos”.

Su recuperación tardó cerca de los ocho meses; sin embargo, el jugador está listo para volver.

Su regreso, eso sí, duró más de lo esperado pues el propio mediocampista reconoce que le ha costado ponerse al 100%.

Golobio ya regresó a los entrenamientos de forma normal tras dejar atrás una serie de lesiones que lo mortifican desde el 2011. En aquella ocasión tuvo una ruptura de ligamento cruzado en su rodilla izquierda y estuvo fuera del terreno de juego por espacio de seis meses.

Su vuelta a la mediacancha de la S está prevista para el próximo domingo 4 de octubre, cuando Saprissa recibe en su casa a Belén.

“Es muy importante para mí volver ya, tengo mucha confianza en Dios, en este tiempo he tratado de trabajar y ponerle duro a la recuperación, hacer caso a las personas que me quieren ayudar para poder estar bien”, expresó.

El guanacasteco aseguró que quiere volver a ponerse los tacos con la seguridad de que ya su rodilla está en un 100%.

“Ya me estoy adaptando de nuevo al ritmo, quiero volver fuerte, con más ganas, no quiero llegar a un partido inseguro”, manifestó el saprissista.

Golobio toma de ejemplo lo que le sucedió a su compañero Heiner Mora, quien después de dos partidos recayó.

“Sí, lo de Heiner fue muy duro, es un tema muy complicado, uno se asusta mucho, pero creo que la parte mental la he trabajado bastante. Es una lesión importante para él, sé que va a salir adelante. De mi parte, estoy muy confiado en el trabajo realizado, es doloroso estar fuera porque uno no está haciendo lo que le gusta”.

El saprissista confía en poder estar a tono para el juego crucial del Saprissa, por la Concacaf, el 20 de octubre ante Santos.