Por: Cristian Brenes 21 mayo
José Sánchez, volante de Herediano, salió en calma de la cancha del Ricardo Saprissa | RAFAEL PACHECO
José Sánchez, volante de Herediano, salió en calma de la cancha del Ricardo Saprissa | RAFAEL PACHECO

Tibás. José Sánchez lo tiene muy claro, ganarle una final a Saprissa en Tibás “es lo máximo” y por ende es el cetro que más le sabe, por encima del que logró con Herediano ante rivales como Alajuelense o el Cartaginés.

La razón de encontrar un sabor más dulce al dejar tendido al Monstruo es sencilla de explicar, según Sánchez, y obedece a que, en su criterio, en duelos anteriores en Tibás los perjudicaron con malas decisiones arbitrales.

“La final que más sabe es esta ante Saprissa porque hemos venido acá (Tibás) y todos saben lo que nos han robado, no lo digo por Saprissa sino por terceros, así que por esto sabe más”, afirmó el jugador.

El mediocampista del Team fue uno de los puntos más altos en los dos duelos por el campeonato, ya que no solo dio dos asistencias en el primer compromiso, sino que aportó dinámica y mucho sacrificio.

Sánchez estuvo 14 fechas fuera por una lesión en su pierna derecha, pero aún así logró recuperarse a tiempo y volvió en la recta final del certamen para colgarse su quinta medalla con los rojiamarillos.

“Fue un torneo complicado porque tuve la lesión al inicio y no sabía si iba a cerrar bien, pero por dicha se me dio todo y llegamos al título 26.

”En las finales en las que he estado he marcado diferencia y considero que mi aporte es importante”, manifestó.

José reconoció que desde el Invierno 2014 tenía sed de revancha, luego de que la S celebrara en el Rosabal Cordero, por lo que ya se desahogó.