Por: Fanny Tayver Marín 18 octubre
En Alajuelense toman el partido contra Herediano como una oportunidad para lavarse la cara.
En Alajuelense toman el partido contra Herediano como una oportunidad para lavarse la cara.

Alajuela

Apegado a su papel de capitán, el cual ejerce desde que Wílmer López asumió las riendas de Alajuelense, José Andrés Salvatierra trata de que la Liga no se desmorone tras dos derrotas en fila.

"Lo hablamos a lo interno del grupo, se habló tranquilos, sin desesperación, sin volvernos locos, sabemos que esas dos derrotas no son para alarmarse, pero sí para preocuparnos y llamarnos la atención de que no podemos seguir regalando puntos y menos en casa", apuntó el lateral derecho.

Según el defensor, entre ellos ya se dijeron todo lo que la situación ameritaba, pero que tampoco pueden estar en lamentos, cuando entrenarse a tope resulta más productivo.

"Después del partido se hablaron las cosas, en el regreso a los entrenamientos igual, vimos los errores, en lo que fallamos cada uno y ahora ya dejar eso de lado y pensar en el sábado y en la obligación de ir a buscar los tres puntos".

La semana ha sido fuerte para los rojinegros, con prácticas a doble turno y sesiones extensas.

"Se exige más en los entrenamientos, nosotros como líderes damos más para dar el ejemplo y simplemente es eso, mantener la calma, pero hacerles ver la obligación de puntuar y no perder más unidades".

Destacó que la Liga está obligada a hacer un partido muy inteligente, el sábado a partir de las 8 p. m. en el Rosabal Cordero.

"El cuerpo técnico tiene claras las debilidades de Herediano y nosotros en las prácticas estamos tratando de afinar para llegar el sábado lo mejor posible, hacer daño y aprovechar cada ocasión de gol".

Pero más que analizar con lupa al Team, en Alajuelense se ocupan en corregir las serias grietas defensivas que mostraron en su última presentación, donde se vio una Liga muy tímida ante un desconocido Carmelita.

En ese juego, los cuatro integrantes de la zaga manuda se vieron mal y ahora visitan a los rojiamarillos con la promesa de estar atentos y finos en las coberturas.

"Sabemos los jugadores de peso que tiene Herediano, no solo los que entran como titulares, sino los relevos que puedan entrar; en la defensa ya lo hemos hablado, hay que estar atentos, cada quien debe hacerse fuerte en su zona, concentrarse en su trabajo para no regalar ni la más mínima, porque son jugadores que te cobran cualquiera", indicó Salvatierra.

A pesar de que los liguistas se encuentran en este momento fuera de zona de clasificación, el capitán manudo dice que en cualquier instante pueden entrar de nuevo, porque están a un punto.

"Hay una lucha muy fuerte, nosotros lo hemos tratado de hablar a lo interno, no hay que fijarnos mucho en lo que están haciendo los demás, sino enfocarnos en lo de nosotros, sumar y no regalar más puntos; eso nos va a hacer entrar en la clasificación sin ningún problema. El grupo simplemente está enfocado en sumar sin ver lo que vengan haciendo los demás", reseñó.

Sin bajar la guardia, el defensor también hace un llamado a la calma.

"Muchos medios empiezan a hablar de un mal momento en la Liga, de que ya se acaba lo de Wílmer (López) o cosas así, pero es un buen momento para demostrar que el grupo está bien, que a pesar de las dos derrotas podemos salir a jugar, buscar un partido y sumar de a tres".

Recalcó que la visita a Herediano "llega en un bonito momento, está en nosotros saber tomarlo como un impulso para lo que resta del torneo".

En lo que va del Apertura 2017, tanto los erizos como los florenses han marcado 24 goles en 14 partidos. Sin embargo, la defensa del equipo dirigido por Hernán Medford es la menos batida del campeonato.

Los rojiamarillos han encajado 7 goles; los rojinegros 17.

"Va a ser un partido abierto y atractivo", pronostica Salvatierra.

Herediano es superlíder con 34 puntos, mientras que la Liga es quinta con 21 unidades.